POR QUÉ DEBERÍAS INVERTIR EN ENERGÍA SOLAR PARA TU EMPRESA EN 2020 (A PESAR DE TODO…)

Invertir en energía solar para empresa en 2020? Con la que está cayendo?… Sí. Empecemos por el principio: no hace falta ser muy inteligente para darse cuenta de que 2020 no está siendo un año de bienes, precisamente. El desprecio que, como humanos, hemos venido demostrando por nuestra madre Naturaleza desde hace generaciones nos ha terminado pasando factura con el terrible resultado que todos conocemos y que nos ha afectado cruelmente en lo personal y lo hará también en lo económico en los meses venideros. Sin embargo, en este artículo nosotros argumentamos que 2020 es, de hecho, el año en el que deberías invertir en autoconsumo fotovoltaico para tu empresa. Para convencerte te damos razones de índole social, medioambiental y económica. Sigue leyendo si te pica la curiosidad…

En 2020 hemos llegado al umbral de lo permisible. Y tu público lo sabe.

Los anglosajones lo llaman “breaking point” o punto de ruptura. Cuando algo o alguien alcanza ese punto, es que son tales las dificultades o los problemas que tienen lugar que ya no es posible lidiar con ellos, con lo que se está al borde del colapso. A principios de 2020, en la provincia china de Wuham empezó a fraguarse la última y más radical señal de alarma de que estamos alcanzando nuestro punto de ruptura como gestores de este planeta. Una señal tan potente que ha calado incluso en las mentes de los más abyectos negacionistas del Cambio Climático.

Si bien por el momento no puede establecerse de forma concluyente una relación de causalidad entre fenómenos como el calentamiento global y la pandemia de coronavirus que actualmente asola a medio mundo, la Organización Mundial de la Salud sí que establece una relación directa entre Cambio Climático y otras pesadillas sanitarias como la creciente expansión de enfermedades transmitidas por vectores como la malaria o el dengue.  

Si para algo está sirviendo la horrenda experiencia del coronavirus es para concienciar a la población. Un amplio estudio de mercado llevado a cabo antes de la crisis del Covid-19 por la consultora internacional The Natural Marketing Institute ya mostraba que el público opta, cada vez más, por elegir productos de marcas y fabricantes que demuestran un compromiso con el medioambiente y la salud pública. Según el estudio, el 58% de los encuestados decían preferir comprar productos de empresas que cuidan su impacto medioambiental. Por su lado, otro estudio de Barclays en el Reino Unido (también anterior al coronavirus) ha demostrado que la decisión de invertir en procesos de producción limpios no es sólo una decisión moral para las empresas, sino una muy rentable también. Según el sondeo, un 75% de las empresas observadas en el estudio se beneficiaron comercialmente tras implementar medidas verdes, y todo ello considerando la inversión inicial necesaria para llevarlas a cabo. Repetimos: todos estos son resultados obtenidos meses antes de que el Covid-19 nos pusiera a las claras que nos estamos cargando nuestro planeta y nuestra propia salud.

Nuestro consejo: convierte a tu empresa en una empresa responsable con el medioambiente. Convence a tus socios y a tus proveedores de que también lo hagan. Y haz que se enteren todos de que así es. Tu público sabrá recompensártelo.

2020: el año de múltiples desarrollos legales que te benefician como empresa…

Una de las principales razones para apostar por la energía solar como empresa en 2020 es el hecho de que ha sido precisamente en este año en el que la Unión Europea ha situado la transición energética y la lucha contra el Cambio Climático literalmente en el centro de toda política comunitaria. Siguiendo la estela del Pacto Verde Europeo inaugurado hace unos meses, los gobiernos nacionales de los 27 (con el Reino Unido ya ni contamos…) se han embarcado en redactar un volumen de novedades normativas sin precedentes encaminadas todas a un objetivo común: descarbonizar Europa completamente de aquí a 30 años.

En España no hemos sido ajenos a esta creciente actividad normativa y en 2020 hemos visto hacerse realidad palpable desarrollos que hasta ahora existían más que nada sobre el papel. Esos desarrollos están ideados para fomentar que la ciudadanía y especialmente las empresas se pasen a las energías renovables, e incluyen mecanismos tan interesantes y variopintos como el autoconsumo colectivo, el sistema de compensación de excedentes (que vemos más abajo), las bonificaciones fiscales en impuestos como el IBI para inmuebles con sistemas de placas solares, un nuevo código técnico de la edificación, un renovado sistema de subastas para la ordenación de renovables (RD23/2020), la simplificación y agilización de trámites para instalar renovables, la creación de nuevos modelos de negocios… y muy importante también: fondos para que empresas de todo el país tengan más fácil la transición a la energía verde.

Nuestro consejo: aprovecha las oportunidades que están surgiendo.

En 2020 hará falta ahorrar… y autoconsumiendo lo harás por partida doble.

La evolución de los precios de la electricidad industrial en Europa, en continuo ascenso durante la última década, ya justificaba con creces la inversión en autoconsumo fotovoltaico antes de 2020. Ahora, con todas los expertos diciendo a voz en grito que este año será el de la madre de todas las crisis, la justificación se torna en auténtica necesidad. La buena noticia es que, si antes de 2020 el autoconsumo te garantizaba un ahorro interesante, ahora lo hace incluso por partida doble. El motivo: el sistema de compensación de excedentes de autoconsumo fotovoltaico inaugurado este mismo año.

Precio-electricidad-Europa-evolucion
Los precios de la electricidad (no residencial) en Europa han aumentado más de un 20% en la última década.

Como ya te hemos hablado bastante sobre este tema, no nos vamos a extender mucho en ello. Baste decir que el sistema de compensación por excedentes dota al autoconsumo de una segunda manera de ahorrar costes. Al ahorro que supone producir con paneles solares una parte de la energía que consumes se une el beneficio que puedes obtener si decides verter a la red eléctrica el sobrante de energía que no consumes. Hemos recuperado esta gráfica de un artículo anterior para que lo veas gráficamente. Tu comercializadora te compensará por tu sobrante de energía (en verde, en la gráfica) que no uses y que viertas a la red. Y cómo te compensará? En forma de reducción de tu factura de la luz. De este modo, cuentas con un doble descuento: el de producir parte de tu energía y el de “vender” la que te sobra. El resultado es un proceso de amortización de tu instalación mucho menor. Si quieres aprender más sobre la modalidad de autoconsumo fotovoltaico con compensación de excedentes, no te pierdas nuestro vídeo sobre el tema.

grafico-compensacion-excedentes-autoconsumo
Ahorro por partida doble: con la energía que producen tus placas y vertiendo a la red la electricidad que no usas.

Si estás pensando en invertir en autoconsumo fotovoltaico para tu empresa o tu hogar, contacta con Cambio Energético. Te asesoraremos en todo lo que necesites sobre los nuevos desarrollos tecnológicos y legales y te enviaremos un presupuesto sin compromiso. Cambio Energético es servicio técnico oficial de algunos de los mejores fabricantes internacionales de equipos fotovoltaicos como Victron, Kostal, Fronius, SolarEdge o Huawei y cuenta con delegaciones y servicios técnicos en todo el territorio nacional.

El éxito de tu proyecto es nuestro éxito. Confía en Cambio Energético.

Llámanos sin compromiso: 927 50 01 62

PÍDANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *