Placas solares Tenerife

Fuentes de energía y consumo energético tras la crisis de la covid-19

    La crisis de la COVID-19 ya lleva mucho tiempo causando estragos en nuestro país, tanto en economía como en sanidad, los más importantes.

    De todas las crisis se dice que hay que sacar una parte positiva y parece que la reducción de la contaminación es la parte buena del confinamiento debido al estado de alarma.

    Las emisiones de carbono disminuyen

    Se podría decir que es la única noticia buena de la situación. Debido a la falta de actividad en la industria y la gran disminución del uso de vehículos de combustión, las emisiones nocivas se han reducido drásticamente. Como ejemplo, China (mayor emisor del mundo) ha reducido sus emisiones en un 25%.

    Esta disminución se debe no sólo a la reducción de la industria y los vehículos, sino también al descenso de vuelos.

    Aumento del consumo eléctrico

    Sin embargo, esa reducción de las emisiones tiene su parte negativa, el aumento del consumo en los hogares españoles. Si bien antes pasábamos poco tiempo en casa y no nos dábamos cuenta del gran consumo de nuestros hogares, el pasar 24/7 en nuestra vivienda ha hecho que las facturas aumenten una media de un 30%.

    Calentar la casa, entretenerse viendo la tele, usar el ordenador, cocinar más, tener que iluminar constantemente la vivienda… todas son razones de que se haya producido un aumento del coste de la factura de electricidad en los hogares españoles. Esto ha producido un aumento de la huella de carbono de las viviendas, aunque por suerte no tan grande como el descenso de las emisiones nacionales y mundiales.

    Cambio de hábitos debido al confinamiento

    Como estamos más tiempo en casa y debemos realizar todas las actividades que antes realizábamos fuera en ella, los hábitos de consumo han cambiado mucho.

    Realizamos desayuno, comida y cena en casa cuando antes salíamos en algún momento, trabajamos en casa con el aumento de consumo en ordenadores y dispositivos que eso conlleva, debemos entretenernos más para lo que usamos televisión, ordenador, videoconsola…

    Todos estos cambios han conllevado un aumento del consumo y, por tanto, un aumento del coste de la factura de electricidad.

    Las fuentes de energía y el consumo energético tras la crisis

    “Por suerte” este aumento del consumo ha hecho que nos demos cuenta del gasto que conlleva una vivienda funcionando a todo trapo. En este sentido, hemos tomado consciencia de la importancia de la eficiencia energética y el ahorro.

    Obviamente podemos optar por un cambio de compañía que nos ofrezca mejores precios y un descuento en la factura. Sin embargo, esto no reduce el consumo.

    Tras esta crisis, se va a buscar que las viviendas españolas sean lo más eficientes posibles. Lo primero que cambiará será la construcción y diseño de las viviendas. Ambos se basarán en la eficiencia y conseguir viviendas que consuman lo mínimo posible.

    Otra de las cosas que cambiarán será la inversión en aparatos eficientes. Si bien este tipo de aparatos son más caros que los convencionales, al consumir menos que ellos se amortizan a corto plazo.

    Sin embargo, el mayor cambio que se va a dar en este sentido es el paso hacia las energías renovables. Si bien mucha gente lo hará para poder ahorrar, lo cierto es que las instalaciones de energías renovables hará que se reduzcan las emisiones de forma drástica.

    En la actualidad, la normativa europea obliga a tener instalaciones de energía renovable, como las placas solares, en viviendas de nueva construcción. El autoconsumo y la aerotermia son algunos de los sistemas de energía que se instalan a nivel de vivienda. Obviamente conllevan un gran desembolso pero la gran reducción de las facturas (el autoconsumo permite incluso olvidarse de ellas) hará que la gente lo vea como una buena inversión.

    Está claro que esta pandemia está provocando grandes estragos en nuestra sociedad, sin embargo, y no con el objetivo de restar importancia a la situación, los cambios en el mundo de la energía conllevaran aspectos muy positivos, siendo la reducción de las emisiones de gases nocivos el mayor de ellos.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Comentarios

      1. Turbomotor2000 dice:

        Hay que cambiar el sistema. Hay que desarrollar una tecnología motriz más eficiente. Las propuestas para conseguirlo están ahí, esperando a ese emprendedor que no esté limitado por los intereses creados. Sí, solo un nuevo sistema de tecnología motriz será la base del nuevo sistema tecnológico que nos permita iniciar el camino hacia la recuperación de un mundo mejor. En nuestras manos está, porque poder, se puede.

      2. EsTu dice:

        ¡Enhorabuena por el artículo, muy interesante!

        Saludos.

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: