AUTOCONSUMO INDUSTRIAL CONGELADOS (GRAN CANARIA)

Los empresarios del archipiélago canario saben de las horas solares que disponen y lo aprovechan de la mejor manera posible, ahorrando en su factura de la luz.

En esta ocasión aprovechamos los beneficios de la energía solar para montar un autoconsumo fotovoltaico en una industria dedicada a los congelados. Esta empresa obtendrá unos ahorros desde el primer día de hasta el 40% en la electricidad consumida.

¿Qué lleva este autoconsumo industrial en Gran Canaria?

Esta instalación está compuesta por la friolera cantidad de 121 placas solares de 305WP cada una para llegar a una potencia pico por hora de 37KW. Los paneles usados son monocristalinos de 60 células para conseguir un rendimiento lo más optimo posible. Estas placas vienen con todas las certificaciones europea posibles consiguiendo una resistencia extra contra la climatología, viento, lluvia, sal, polvo, etc.

Los métodos de control y gestión de la energía usado en esta instalación solare han sido dos inversores de red de 17KW de la marca SolarEdge, estos inversores van comunicados con cada panel uno a uno a través de los optimizadores, los cuales nos permiten mantener siempre el mismo voltaje y poder monitorizar cada placa solar una por una. La monitorización en este tipo de instalaciones es esencial y por eso siempre usamos los mejores sistemas para que el cliente sepa en todo momento lo que produce su instalación y lo que consumen las maquinarias, y sobre todo para que los técnicos de Cambio Energético puedan tener la instalación controlada remotamente ya que como es de lógica la monitorización se puede hacer a través de un ordenador o una aplicación para móvil.

La suma de todo esto hace que el cliente tenga un kit solar adaptado a las necesidades de su negocio, diseñado desde el punto cero por el equipo de ingenieros de Cambio Energético.