Instalación de autoconsumo con batería de litio BYD

El precio del litio en 2023: ¿cómo afectará al precio de las baterías de litio para autoconsumo?

    El precio del litio bajará para luego estabilizarse en este 2023, pero las baterías de litio puede que no bajen de precio y si lo hacen será a partir del 2024, previsiblemente.

    El avance de la transición energética y del proceso de electrificación de nuestro sistema energético es imparable. En esta transición, un material fundamental es el litio, ya que es la materia prima básica para los principales sistemas de almacenamiento en la actualidad. Y, como ya te adelantamos en su momento, una de las tendencias del 2023 para autoconsumo es la consolidación de los sistemas de almacenamiento o baterías de litio.

    El precio del litio ha sufrido grandes subidas en 2022 y parece que este año la tendencia es a la baja para luego lograr su estabilización. En este proceso de alzas y bajas en el precio del litio, intervienen varios factores, como veremos a continuación.

    En Cambio Energético queremos mantenerte actualizado de las novedades del sector de las energías renovables. Hoy te hablamos de materias primas y de mercado. Pero si tienes alguna duda sobre cómo autoproducir tu propia energía limpia, contacta con nosotros.

    En este artículo te hablamos del precio del litio en este 2023 y de cómo puede afectar al precio de las baterías de litio para autoconsumo.

    La montaña rusa del precio del litio

    El precio del litio no ha dejado de aumentar en los últimos años. En 2022 se triplicó el precio del 2021 y aumentó un 1.200% si tomamos como referencia el de 2020. Alcanzó su pico de 80.000€ por tonelada en noviembre de 2022.

    Sin embargo, la situación dio un giro de 180º y entre diciembre de 2022 y febrero de 2023, cuando el precio del litio bajó casi un 30% en el mercado chino. Y si tenemos en cuenta que China es el principal demandante de litio para sus procesos de fabricación, lo que sucede en este país impacta en el mercado global.

    Gráfica del precio del litio en el mercado de China

    Pero ¿qué hace que los precios cambien tan rápidamente? Veámoslo a continuación.

    ¿Qué elementos están influyendo en el precio del litio?

    La subida y bajada del precio del litio se debe a diferentes elementos que tienen que ver, como no podría ser de otra forma, con la oferta y demanda de este metal en un contexto de inestabilidad marcado por las diferentes crisis que estamos padeciendo (económica, sanitaria, bélica). Pero vayamos paso a paso.

    Escasez y pelea por el litio

    La importancia del litio en la actualidad no se pone en duda, ya que hablamos de un metal ligero, de alta conectividad eléctrica y gran densidad. Desde el auge de los vehículos eléctricos y de los sistemas fotovoltaicos con almacenamiento, a equipos informáticos y de comunicaciones (ordenadores, teléfonos, baterías portátiles…), pasando por la fabricación de aleaciones, de vidrio y cerámica, caucho, sistemas de aire acondicionado, entre otras aplicaciones, muestran nuestra actual dependencia del litio.

    Y ¿qué pasa cuando un producto tiene mucha demanda? Pues que tiende a agotarse. Y, generalmente, cuando la demanda es superior a la oferta, los precios tienden a subir. Algo que se acelera si los fabricantes pelean por hacer acopio de esta materia prima que permita seguir con su proceso de producción.

    Concentración de la producción y procesado

    ¿Qué sucede cuando hay una mayor demanda que oferta, aparte de tender a subir los precios? Pues que se multiplica el proceso de producción para satisfacer dicha demanda. Ahora bien, las grandes producciones de litio se concentran en pocos países. Entre Chile, Australia y China produjeron el 90% de la producción mundial en 2021. A su vez, los países con mayores reservas de litio son Bolivia, Argentina, Chile, Estados Unidos y Australia.

    Luego vendría el refinado del metal, donde se estrecha más el cuello de botella, siendo China la que concentra el refinado del 60% del litio mundial; país que también representa el 77% de la producción mundial de células de baterías y el 60% de otros componentes de batería. Por lo que el problema no es solo de concentración de la producción sino también del procesamiento del litio, principalmente en manos de China.

    Cuando la concentración de la producción y procesamiento de litio se da en pocos países, es más sencillo que se incrementen los precios internacionales y, con ello, el precio de los productos que se derivan del mismo, como las baterías de litio.

    Aumento de lugares de producción

    Esta situación de dependencia de terceros está haciendo que cada vez más países busquen relocalizar la minería y explotación de materias primas en su propio territorio. Porque en Europa también hay litio, especialmente en Alemania, República Checa, Serbia, Portugal, Finlandia y Austria. También en España, donde se está solicitando la apertura de diferentes minas para la extracción de tierras raras y metales como el litio, como sucede, entre otros lugares, en la comunidad de Extremadura. Algo que, sin duda, implica una serie de cuestionamientos, a los que les dedicaremos otro artículo específico.

    Mina de litio en Bolivia

    Todo esto indica que la producción de litio se multiplicará en los próximos años. Y una mayor oferta puede lograr una reducción o, al menos, estabilización de los precios del litio y productos derivados. Pero ¿habrá suficiente producción de litio? Esto dependerá de la demanda.

    Incertidumbre en la demanda

    Para que el sistema funcione y la producción de litio tenga salida, es necesario que haya demanda. Y demanda hay y habrá. De hecho, se espera que la demanda mundial de litio crezca entre un 20% y un 40% este año para abastecer de baterías, vehículos eléctricos y otras tecnologías emergentes. Hablamos de demanda de los fabricantes para producir sus productos. Pero los productos de litio también deben tener una demanda de consumidores acorde.

    Veámoslo con un ejemplo. La carrera de los fabricantes por hacer acopio de litio para la fabricación de baterías hizo que el precio se desorbitara en 2022. Mucha demanda y una oferta que se iba reduciendo paulatinamente por el exceso de demanda, provocó el aumento de los precios.

    Cargador de vehículos eléctricos SolarEdge

    De igual manera, pero en sentido contrario, el punto de inflexión en el precio del litio se dio a finales de año cuando la venta de vehículos eléctricos cayó drásticamente en China, debido a la suspensión de subvenciones para movilidad eléctrica. Esto provocó que a los inversores les entrara miedo, al reducirse en enero de 2023 casi la mitad de las ventas de vehículos eléctricos, respecto a diciembre del año pasado. Con ello, se desplomó el precio del litio. Y, cómo decíamos, lo que ocurre en China afecta al resto del mundo por su posición estratégica.

    Está claro que el impulso de la movilidad eléctrica y de otras aplicaciones como el autoconsumo fotovoltaico con almacenamiento, harán que la demanda crezca.

    Lo que no sabemos todavía es cuál va a ser el ritmo de crecimiento, ya que esto dependerá de muchos factores, incluido la disponibilidad de subvenciones para esta transición. Es decir, se tienen claras las perspectivas de crecimiento a largo plazo, pero a corto plazo permanece una cierta incertidumbre, dada la inversión que supone electrificar tu sistema energético.

    ¿Qué pasará con el precio del litio en 2023?

    A pesar de la caída del precio del litio, se sigue manteniendo un coste alto del proceso de extracción y procesado de este metal. Por lo que el litio seguirá siendo muy rentable. Esta rentabilidad asegura que la producción seguirá en aumento (sobre el 34% anual), al igual que lo hará la demanda (en torno al 25% anual), pudiendo alcanzar una bajada de los precios del litio a medio plazo.

    Por tanto, los pronósticos hablan de una bajada progresiva en los próximos meses, para estabilizarse en torno a los 50.000 euros la tonelada. Una cifra que todavía se sitúa muy por encima de los valores anteriores a la pandemia.

    Si ponemos la mirada más a largo plazo, la cosa se vuelve un poco más incierta. La transición energética, tal como está planteada, va a requerir de mucho litio. Y esto afectará al precio. Pero las variaciones van a depender de diferentes factores, como: cuántos de los yacimientos detectados se van a explotar finalmente; cuál será el crecimiento de la demanda, especialmente en vehículos eléctricos y almacenamiento de energía; cómo será la evolución en la capacidad de reciclaje y en el desarrollo de alternativas al litio, entre otros.

    ¿Cómo afectará el precio del litio al de las baterías para autoconsumo?

    instalación de inversor y batería Huawei

    Esta tendencia del precio del litio a la baja y luego a la estabilización ¿cómo afectará al precio de las baterías de litio para autoconsumo fotovoltaico? Pues la lógica de oferta y demanda indica que a medida que se expanda la producción de litio, así como su demanda, siempre que no haya escasez, la tendencia será a la disminución del precio.

    Pero la reducción y estabilización del precio del litio no significa que automáticamente veamos esta bajada en el precio de componentes como las baterías de litio. Ten en cuenta que en el proceso de fabricación de una batería entran en juego otros materiales y elementos que no tienen por qué ver reducido su precio.

    Por lo que, de cumplirse los pronósticos relativos al precio del litio, podremos empezar a notar un cierto efecto a la baja (o, al menos, una estabilización) en los precios de las baterías de litio a medio plazo; digamos, a partir del 2024.

    No obstante, en caso de suceder, esta reducción no va a ser proporcional a la bajada que pueda tener el precio del litio. Y, si miramos a 2-3 años vista, de cumplirse las estimaciones actuales de crecimiento de la demanda y ante la posible escasez de este metal, el precio de las baterías de litio tenderá a subir.

    ¿Me interesa esperar a ver si bajan los precios de las baterías de litio?

    Hablamos de estimaciones y pronósticos, por lo que es muy difícil saber cuál va a ser la oscilación real en los precios de las baterías. Esto depende de lo que ocurra en los próximos meses y del surgimiento o no de imprevistos.

    Por lo que si tienes claro que quieres instalar una batería de litio para tus paneles solares, la recomendación es que no esperes más. La tecnología y funcionalidades de los equipos cuentan con trayectoria y desarrollos consolidados que hacen que estos componentes sean muy eficientes a la par de inteligentes. Por lo que el ahorro que te proporcionará tu sistema de almacenamiento desde el primer momento hasta que los precios de las baterías puedan bajar, sin duda será mayor que el ahorro que te genere dicha disminución de precio.


    Si estás pensando en pasarte al autoconsumo con almacenamiento, contacta con nosotros. Podemos asesorarte gratuitamente y cuando contratas tu instalación con Cambio Energético, te acompañamos en todo el proceso: desde el estudio previo, el diseño y la instalación, hasta la legalización y la tramitación de la subvención, si la hubiera. Pídenos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso. Estaremos encantados de atenderte.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: