ENERGÍAS RENOVABLES PARA NO TENER MÁS CHERNOBYL

La energía nuclear, como las renovables, es capaz de producir electricidad sin emisiones de C02, con lo que puede contribuir a frenar el calentamiento global. Es más, la energía nuclear hace su trabajo de forma muy consistente, ya que su producción no está sujeta al comportamiento del sol o del viento, como ocurre con las renovables. Sin embargo, hoy sólo un puñado de países en el mundo siguen construyendo centrales nucleares, fundamentalmente China y Rusia. El resto del mundo ha decidido ya caminar hacia otro modelo. Incluso Francia, el más nuclear de los países, tiene planeado reducir considerablemente su capacidad nuclear. Habida cuenta de las ventajas que ofrece la energía nuclear, ¿no es esta una decisión con pocas luces?, ¿no sería más conveniente seguir usando energía nuclear, al menos para complementar a la energía fotovoltaica o a la eólica en zonas muy pobladas con grandes consumos de energía? La respuesta es no. En este artículo enfrentamos ambas modalidades de energía para que entiendas que, aunque comparte algunas características con las energías renovables, la energía nuclear está muy lejos de ser tan verde como la presentan sus partidarios.

Continuar leyendo

LA TRANSICIÓN DE TU NEGOCIO A LA ENERGÍA SOLAR EN 5 PASOS

Una instalación de autoconsumo fotovoltaico con paneles solares reducirá la factura de la luz de tu empresa a la mitad durante décadas sin afectar a tus procesos de trabajo, sin apenas mantenimiento y sin generar ningún tipo de emisión contaminante. Si a todo esto añadimos que dar el paso a la energía solar con Cambio Energético es tan sencillo como seguir 5 pasos… ¡empiezas a quedarte sin excusas!

Ya hemos hablado en otros posts sobre las ventajas de la energía fotovoltaica para las empresas: ahorro sustancial en costes generales, rápida amortización de los equipos, ventajas fiscales, compensación por excedentes… Este artículo lo hemos hecho para aquellos a los que, pese a todas estas ventajas, aún se echan un poco para atrás por la percepción de que dar el paso a la energía fotovoltaica es un proceso largo y complejo. Pues bien, lejos de serlo, es un proceso tan sencillo como seguir los 5 pasos que describimos a continuación.

Continuar leyendo