EFICIENCIA ENERGÉTICA EN EL HOGAR: LOS ESPAÑOLES OPINAN

eficiencia energética
[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox_etry"]

 

Acaban de publicarse los resultados del último estudio de la Fundación Europea por el Clima sobre las motivaciones y barreras de los europeos a la hora de dar el paso a mejorar la eficiencia energética de sus hogares. El estudio se centra en 5 países europeos, entre ellos España. En este post os contamos cómo perciben los españoles la necesidad de invertir en eficiencia energética en sus hogares y damos respuesta a los prejuicios más habituales que modelan esa percepción.

Los edificios son responsables de aproximadamente el 40% del consumo de energía y del 36% de las emisiones de CO2 en Europa. En la actualidad, un 35% de los edificios europeos tienen más de 50 años y en torno al 75% de las construcciones son ineficientes en términos de consumo de energía.

En este contexto, los objetivos europeos de descarbonización para 2050 requieren que un número masivo de edificios de Europa se sometan a renovación. Esto significa no solo una necesidad de legislación europea y nacional que fomente la inversión en energías eficientes como la energía fotovoltaica o eólica para nuevas construcciones (con ese objetivo nació el pasado Julio la Directiva 2018/844) sino también un número de exigencias mínimas de ahorro energético para los edificios que existen actualmente. Y aquí surge la cuestión: ¿qué nos motiva y qué nos frena a los europeos –y en particular a los españoles- a la hora de invertir en mejorar la eficiencia energética de nuestros hogares?

Quizá lo primero que habría que hacer antes de ofrecer los datos que arroja el estudio encargado por la Fundación Europea por el Clima es aclarar dos puntos importantes. El primero es que, en general, el estudio muestra bastante similitud entre los países estudiados (Alemania, Francia, España, Polonia y Bulgaria). Los españoles no somos un caso especial. Como otros ciudadanos europeos, nos mostramos dispuestos a acometer renovaciones en casa si eso nos va a brindar más confort, ahorro energético y un aumento de nuestra calidad de vida. Sin embargo, a la mayoría de nosotros nos frena la percepción del desembolso que estos cambios suponen y del esfuerzo implícito en organizarlos.

La segunda cuestión importante a la hora de interpretar este estudio es que sus resultados miden percepciones, no realidades. Por ejemplo, un usuario puede percibir que en su comunidad autónoma no existen ayudas a la inversión en placas solares cuando quizá sí que las hay. Es un buen estudio, por tanto, para que todos en el sector de las energías renovables saquemos conclusiones y hagamos un esfuerzo por educar al público sobre lo que, sin duda, será la estrategia energética del futuro.

Veamos un resumen de los principales resultados del estudio, empezando por el perfil de los ciudadanos encuestados (abajo).

grafico-eficiencia-energetica

Motivaciones y barreras en Europa

Estos son los principales resultados a nivel europeo:

  • Confort, ahorro y un medioambiente sano son las principales motivaciones a la hora de llevar a cabo remodelaciones para una mayor eficiencia energética en el hogar.
  • Para todos los países existe una barrera fundamental: el dinero. Una remodelación en el hogar supone una inversión que no todo el mundo puede permitirse. El excesivo engorro –permisos, entendimiento con otros vecinos, búsqueda de un contratista de confianza, desorden durante los trabajos…- también frena a los ciudadanos, aunque menos. Un tercer factor es la falta de conocimiento sobre aspectos legales y apoyo institucional. 
  • Las mujeres obtienen mayores porcentajes de motivación relacionada con el cambio climático y calidad del aire, mientras que también son a las que más frenan las limitaciones económicas a la hora de plantear la renovación.  Los hombres, por el contrario, gustan de equipar sus casas con la última tecnología y experimentar con ella.
  • Las personas que viven en ciudades llevan a cabo menos remodelaciones por causa del engorro y falta de conocimiento sobre los procedimientos y las ayudas económicas. Cuando lo hacen, su mayor motivación es la reducción de ruido. Por el contrario, las personas del entorno rural están más motivados a hacer renovaciones si otros las llevan a cabo, para hacer sus casas más atractivas y para equipar sus casas con la última tecnología.
  • Los propietarios de vivienda están más motivados para llevar a cabo remodelaciones, al igual que las personas con mejores sueldos y aquellas con niños en casa. Aquellos con una edad entre los 18-34 años, sin recursos para financiar renovaciones en el hogar, son también más escépticos sobre los resultados de las mismas, tanto en términos de ahorro de energía como a la hora de proteger el medioambiente.
  • Aquellos con inclinaciones políticas de izquierda están más motivados por criterios medioambientales, mientras que aquellos que tienen inclinaciones políticas de derechas están más dispuestos a acometer mejoras en el hogar para disfrutar de la última tecnología y para mejorar el aspecto de su casa.
  • El conocimiento de los conceptos “vivienda de alta eficiencia energética”, “vivienda de cero emisiones de carbono” o “vivienda pasiva” varía según países. En España se tiene un cierto entendimiento de estos conceptos.

Motivaciones y barreras en Europa

A nivel de nuestro país, los resultados sobre motivaciones y barreras a la hora de invertir en eficiencia energética en el hogar son muy similares a los explicados para el conjunto de la UE. Ofrecemos en estos dos gráficos a continuación una información más detallada de las principales 10 motivaciones y barreras del consumidor nacional para invertir en mejorar la eficiencia de su hogar.

eficiencia-energetica-1
eficiencia-energetica-españa

¿Percepción o realidad?

Como puede verse, motivaciones relacionadas con el ahorro, de confort y la preocupación por el medioambiente se enfrentan a barreras relacionadas con la falta de ayudas, una inversión costosa y el engorro de hacer remodelaciones en el hogar. Cabe preguntarse, no obstante, si entre estas últimas impera la realidad o más bien la simple percepción de la realidad. A ello vamos ahora.

Barrera 1: “No puedo permitirme esta instalación”

Por supuesto, cualquier remodelación que tenga lugar en el hogar, sea de eficiencia energética o de cualquier otro tipo supone siempre un desembolso que, dependiendo de la situación económica de cada uno, puede ser difícil o incluso imposible de afrontar. Sin embargo, quizá deberíamos intentar cambiar la percepción sobre un aspecto fundamental,  y es que cualquier desembolso que realicemos en el hogar en pro de la eficiencia energética no es tanto un simple gasto como una inversión. Cualquier medida encaminada al ahorro energético, desde la instalación de placas solares a la adquisición de una estufa de pellets o un mejor aislamiento en las ventanas son gestos que nos ayudarán a ahorrar en nuestra factura de la luz o de la calefacción, generando así un beneficio que compensa a lo largo del tiempo el gasto realizado y que en el caso, por ejemplo, de las placas solares, pueden llegar a producir un ahorro considerable en electricidad –entre el 40 y 45% según el tipo de instalación- durante periodos de hasta 25 años. Esta capacidad de generar beneficio concreto y retorno de la inversión es una característica propia de las medidas de eficiencia energética de la que carecen otro tipo de renovaciones como puede ser arreglar la valla del jardín o cambiar el mobiliario de la cocina.

Barrera 2: “Echo en falta ayuda por parte del gobierno”

Durante los últimos años, hemos vivido en nuestro país una irritante paradoja. Los deseos de mejorar la eficiencia energética de residencias y empresas han convivido con una normativa legal poco menos que hostil al uso de renovables y al autoconsumo solar. De aciago recuerdo son medidas como el denominado “impuesto al sol” que grababa al ciudadano que perseguía producir y consumir su propia energía. Sin embargo, los últimos meses han visto nacer en nuestro país un nuevo marco legal mucho más favorable para acometer proyectos de eficiencia energética y aplicación de renovables y que sitúa a España en mejor posición para cumplir los objetivos de una Europa sin emisiones que Bruselas se ha planteado para 2050.

A día de hoy, tanto el gobierno central a través del IDAE como las administraciones autonómicas y locales ofrecen mecanismos para incentivar la inversión en renovables –fotovoltaica, eólica, solar térmica, etc.- y los proyectos de diversificación y ahorro de energía, tanto para residencias como para actividades industriales. Generalmente se ponen en marcha dos tipos de mecanismo. De un lado, líneas de subvención para empresas y particulares que quieran invertir en eficiencia energética y proyectos de renovables. Por otro, un número de desgravaciones y beneficios fiscales aplicables a dichos proyectos y que incluyen impuestos como el IBI o el ICIO.

Barrera 3: “Me llevará mucho tiempo y esfuerzo organizar la renovación de mi vivienda”

Algunas remodelaciones en casa pueden llegar a ser verdaderos incordios que afectan el día a día de quienes viven en ella, de eso no hay duda. Este no es, sin embargo, generalmente el caso de los proyectos de eficiencia energética. Pongamos un par de ejemplos. Una instalación de paneles solares en una cubierta de un hogar o una empresa no suele llevar más de uno o quizá dos días de trabajo, menos de un día incluso si se trata de renovar las ventanas de una casa. Ninguno de los dos casos requieren, además, que los inquilinos del inmueble alteren significativamente su actividad normal. En el caso de adquirir electrodomésticos eficientes, como puede ser una estufa de biomasa o un sistema de bombeo solar para una piscina, los plazos se reducen a unas pocas horas, sin que tampoco hay apenas molestias para los inquilinos.

Es natural que plantearse un cambio de modelo energético de tu hogar pueda parecer una tarea ardua al principio pero no ha de ser así en absoluto, especialmente si cuentas con asesoría especializada. En Cambio Energético somos especialistas en eficiencia energética y te brindamos apoyo sin ningún compromiso. Solo tienes que contactar con nosotros a través de nuestra web o por teléfono y te responderemos a todas las preguntas que tengas sobre tu proyecto. Además,  te haremos un presupuesto personalizado para que puedas ver sobre el papel las posibilidades tan increíbles que las renovables pueden ofrecerte para mejorar la eficiencia energética tu casa o tu empresa.

Da el paso a la energía fotovoltaica. Confía en Cambio Energético.

www.cambioenergetico.com

PÍDANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *