LAS ENERGÍAS RENOVABLES EN EL PROGRAMA DE LOS PRINCIPALES PARTIDOS POLÍTICOS

partidos políticos renovables

Se acercan las elecciones generales del 28 de abril y hemos querido echar un vistazo al lugar que ocupan las energías renovables -y entre ellas la energía fotovoltaica– en el programa político de los principales partidos nacionales, “Hemos incluido en la lista todos los partidos de ámbito nacional con grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados. La inclusión de VOX responde a los resultados que ha obtenido el partido de Santiago Abascal en los últimos sondeos de intención de voto y que le auguran la posibilidad de formar un grupo propio tras las elecciones de abril”.

Terreno pantanoso, lo sabemos. Al fin y al cabo se trata de promesas electorales. Pero habida cuenta del contexto en el que vivimos -de creciente degradación medioambiental y aumento de precios de la energía-, elegir el modelo energético al que adherirnos como país será una de las decisiones más importantes que tomemos los españoles como comunidad. Por este motivo, intentaremos que este post os ofrezca información clara y concisa sobre qué defiende cada uno de los principales partidos nacionales en materia de energías renovables.

Importante: Lo inusual de la última legislatura, con sendos mandatos interrumpidos de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez ha motivado que la mayoría de partidos políticos sigan ofreciendo en sus medios oficiales las propuestas sobre renovables que ya defendieron en las pasadas elecciones. Estas propuesta siguen teniendo, no obstante, vigencia hasta 2020 pese a los cambios de gobierno. En este sentido, PSOE, PP o Ciudadanos se han apartado poco de las líneas generales de entonces, mientras que Unidos Podemos sí ha introducido iniciativas recientes de cara a las elecciones de abril. Por su parte, VOX, simplemente no hace apenas mención a las energías renovables en su programa político.

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

En el capítulo sobre energías renovables incluido en el programa político del Partido Socialista para 2016-2020 puede leerse la necesidad de un “Pacto de Estado de la Energía” suscrito por todas las fuerzas políticas que impulse una “transición energética” del modelo nacional basado en la eficiencia energética y el uso de renovables. Dicha transformación, que ha de ser progresiva, permitiría cumplir los objetivos marcados por la Unión Europea en materia de emisiones y eficiencia energética. En este sentido, el documento otorga un papel especialmente importante a la renovación del marco legal:

“Abordar una transición energética hacia un nuevo modelo con escenarios a corto, medio y largo plazo con las energías renovables y la eficiencia energética como principales protagonistas. Para iniciar esta transición es necesario un marco regulatorio estable, restaurar la seguridad jurídica y derogar las normas retroactivas(…)”

Nos detenemos en esta noción de “marco regulatorio” para la transición energética dado que ha sido precisamente en el ámbito legal donde las iniciativas del PSOE han venido a cambiar sustancialmente el escenario de las energías renovables en nuestro país, y en particular, el de la energía fotovoltaica. El motor del cambio ha sido, sin duda, la aprobación del Real Decreto Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, aprobado el pasado 18 de octubre (con abstención de PP y Ciudadanos) y que, entre otras cosas, ha introducido importantes modificaciones en el marco legal que regía el autoconsumo fotovoltaico hasta ahora: reducción de las modalidades de autoconsumo, eliminación del “Impuesto al Sol”, introducción del autoconsumo compartido, “balance neto”, simplificación de trámites administrativos… Toda una batería de medidas destinadas a fomentar el autoconsumo que ya anticipaba el programa electoral del PSOE y que, una vez puestas en marcha, han sido recibidas con auténtico entusiasmo por el sector.
Cabe preguntarse, por supuesto, si, de ganar las elecciones de abril, el nuevo ejecutivo socialista continuará desarrollando lo establecido en el *real decreto 15/2018* dado que, todo sea dicho, la ley aún presenta un buen número de artículos que requieren mayor especificación (por ejemplo, la reglamentación del autoconsumo compartido).
Junto a la gran novedad que ha supuesto el nuevo decreto, el programa socialista se complementa con un número de otras propuestas sobre renovables no directamente relacionadas con la energía fotovoltaica. Entre ellas destacan:

  • Implantación de un “calendario de cierre de las centrales nucleares con 40 años de vida, comenzando con la clausura definitiva de Garoña, que culminará en la fecha límite del 2028”.
  • Diseño de un “programa de valoración energética de las masas forestales de nuestro país y su aprovechamiento residual como biomasa”
  • Medidas para promocionar la “renovación del parque de vehículos (y) la industria orientada a producir vehículos limpios” junto con la apuesta por “revisar en profundidad nuestro modelo de movilidad, pasando de la actual política de transportes e infraestructuras a una verdadera política de movilidad sostenible”.
  • Medidas para un urbanismo sostenible, tales como la “Regeneración urbana y rehabilitación integral antes que nueva construcción, eficiencia en la edificación, racionalidad en la movilidad, inteligencia en la urbanización y ecología integrada”.
  • (Fuente: www.psoe.es; www.rtve.es)

Partido Popular (PP)

El programa electoral (2016-2020) que ha venido defendiendo el PP subraya el compromiso del partido con el desarrollo de las energías sostenibles y el impulso a la eficiencia energética. Más recientemente, los populares han subrayado también la necesidad de un pacto de Estado en materia de energías renovables que evite cambiar el modelo energético del país con la alternancia de partidos en el gobierno. Defienden, además, “clarificar el mix energético”, manteniendo las centrales nucleares como parte de dicho mix y apostando por las energías renovables para que “puedan competir en igualdad de condiciones con el resto de energía”, sin que ello suponga, no obstante, que “deban estar primadas”.

Los compromisos del PP en materia de renovables (2016-2020) incluyen otras medidas, entre las que destacan:

  • Introducción progresiva de “nuevas instalaciones renovables mediante subastas competitivas, especialmente en aquellas tecnologías con mayor incidencia en la creación de empleo y desarrollo industrial”.
  • Impulso a “la incorporación de energías renovables en la climatización de edificios mediante el aumento del uso de la biomasa y de la energía solar térmica, así como con la incorporación progresiva de la geotermia, tanto en instalaciones individuales como colectivas y de distrito”.
  • “Exención del impuesto del valor de la producción de energía eléctrica a las nuevas instalaciones de energías renovables que se introduzcan en el sistema sin subvención”.
  • Reducción de “cargas administrativas y los plazos en la tramitación de procedimientos administrativos” y apoyo a “proyectos de demostración de nuevas tecnologías a través del IDAE”.
  • Mejora de la “sostenibilidad en el transporte “mediante una estrategia de despliegue de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos y de energías alternativas” y el incremento gradual del ”uso de los biocarburantes para cumplir con los objetivos fijados por la Unión Europea”.
  • Medidas de ahorro energético a través “Fondo Nacional de Eficiencia Energética y otros mecanismos” y medidas de eficiencia energética, entre las que destacan la rehabilitación de viviendas y el impulso al vehículo impulsado con energías alternativas.
  • Desarrollo de “programas específicos para los sectores industriales, de alumbrado exterior municipal, de agua y desalación”.
  • Ampliación de los “ámbitos de actuación del etiquetado energético”. (Fuente: www.pp.es; www.cope.es)

CIUDADANOS (C’s)

El programa electoral de Ciudadanos, titulado “350 soluciones para cambiar España a mejor” hace diversas alusiones a las energías renovables si bien, como ocurre con la mayoría de partidos, es poco preciso en lo referente a la energía fotovoltaica y al autoconsumo solar en particular. Estas son algunas de las propuestas del partido de Albert Rivera en materia de renovables:

  • Aprobación de un “Plan Estratégico de Transición Energética (PETE) 2030-2050 para impulsar las energías renovables y el autoconsumo energético. Se diseñarán estrategias para la disminución del consumo de combustibles fósiles y la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero”.
  • Fomento de la I+D+i en el ámbito de la energía, apoyando “la investigación en elementos fundamentales en materia energética como el desarrollo del vehículo eléctrico, los sistemas inteligentes de control de procesos, los sistemas renovables térmicos, el almacenamiento energético, los parques experimentales de energía renovable o las medidas de eficiencia energética en el ámbito de la edificación”.
  • Promoción de un “nuevo Plan de Incorporación de Energías Renovables en las desalinizadoras que permita, a medio plazo, un abaratamiento del coste del agua”.
  • Compromiso de asumir y cumplir “todos los compromisos de la Agenda Europea 2020, e impulsar el objetivo 20/20/20. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 % con respecto a 1990, incrementar hasta un 20 % el porcentaje de las fuentes de energía renovables en nuestro consumo final de energía, y aumentar hasta un 27 % la eficacia energética, así como cumplir los acuerdos de la COP21”. También relacionado con las energías renovables, si bien de forma más tangencial, el programa de Ciudadanos propone tasar las emisiones contaminantes potenciales de los vehículos (sustituyendo con esta tasa el actual impuesto de matriculación), la creación de una Comisión Científico-Técnica de Asesoramiento sobre el Cambio Climático y la promulgación de “una nueva Ley de Cambio Climático, que regule de forma coherente y estable las políticas que afectan al clima. La norma incorporará objetivos ambiciosos para 2023 y 2050, además de los recogidos en la Agenda Europea 2020 y los adoptados en la Cumbre Mundial del Clima COP21”.(Fuente: www.ciudadanos-cs.org)

UNIDOS PODEMOS

La importancia que Podemos ha otorgado desde el inicio de su andadura a los temas medioambientales se ilustra bien con un simple vistazo a su programa electoral 20162020: de las 394 medidas incluidas en el programa, las 12 primeras de la lista se refieren a temas relacionados con la energía, incluyendo, entre otras, un Plan de Transición Energética, el impulso a las infraestructuras verdes, medidas anti-fracking y una propuesta de cambio normativo muy similar al ya mencionado decreto-ley 15/2018 impulsado por el gobierno de Pedro Sánchez.
De cara a las elecciones de abril, sin embargo, hay que hablar del “Plan Horizonte Verde”, iniciativa presentada hace sólo unos días y que formará parte del programa electoral del partido de cara a los comicios.
Más que lo reciente de la propuesta, lo que llama la atención de Horizonte Verde es su ambición, justificada por sus autores por el gran desafío que supone el cambio climático que, a ojos de Podemos, requiere de una transformación masiva del modelo energético nacional. Así, el plan incluye unos objetivos de reducción de “la producción eléctrica basada en combustibles fósiles a la mitad en una década y alcanzar el 100% producción de energías renovables en 2040“. Para lograr este y otros objetivos de la propuesta, Horizonte Verde requerirá una inversión anual público-privada equivalente al 2.5% del PIB español, una movilización de capital sin precedentes que se traducirá, no obstante, en creación de empleo, impulso a la innovación y recuperación de talento migrado.
La nueva propuesta, aún en desarrollo, está basada en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que elaboró y presentó Unidos Podemos en el Congreso el pasado mes de Julio y que conforma la verdadera columna vertebral de la propuesta de Podemos en materia de renovables. Entre sus otras propuestas destacan:

  • Prohibición de “ampliar los permisos de explotación de las centrales nucleares en funcionamiento y de otorgar nuevos permisos, de manera que antes de terminar el año 2024 no haya centrales nucleares operando en España”.
  • “Cierre de las centrales térmicas de carbón con fecha límite el 31 de diciembre de 2025”.
  • Elaboración de un “Plan Nacional de Eficiencia Energética que, entre otras medidas, incluya la rehabilitación energética anual de un mínimo de 200.000 viviendas, priorizando las actuaciones a los hogares y barrios más vulnerables”.
  • “Auditorías energéticas para empresas con un elevado consumo energético. Las auditorías incluyen un inventario de las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de sus actividades, un análisis de su vulnerabilidad frente al cambio climático y propuestas de adaptación”.
  • Establecimiento de “objetivos mínimos para la venta de vehículos eléctricos (turismos) respecto del total de turismos vendidos: 3 % en 2020, 25 % en 2025, 70 % en 2030 y 100 % en 2040”.
  • “Obligación de las Administraciones Públicas de contratación de suministro eléctrico 100 % renovable en todos sus consumos eléctricos” y promoción del autoconsumo en las cubiertas de edificios públicos.
  • Desinversión pública: prohibición al “Estado o cualquier entidad, empresa u organismo dependiente del Estado (de invertir) directa o indirectamente, en empresas que se dediquen a la exploración, extracción, refinado, procesado o distribución de combustibles fósiles”. (Fuente: www.podemos.info)

VOX

Uno de los programas que más críticas ha suscitado en materia de energía renovable y de medioambiente en general es el de VOX. El documento que presenta las líneas básicas de la política del partido, titulado 100 medidas para la España Viva, no profundiza en ninguna cuestión relacionada con las energías renovables. De hecho, el documento no incluye este concepto ni una sola vez en sus 25 páginas, como tampoco otras conceptos como “medioambiente” o “cambio climático”. Sí incluye, como una de las 100 medidas que dan título al programa, el desarrollo de un Plan de Energía para el país, aunque no ofrece detalles sobre el mismo:

  • 38. “Desarrollar un Plan de la Energía con el objetivo de conseguir la autosuficiencia energética de España sobre las bases de una energía barata, sostenible, eficiente y limpia”. Aparte de esta declaración de intenciones, el programa del partido de Santiago Abascal sólo hace alguna otra referencia marginal a temas energéticos, al apoyar la reducción de impuestos directos del gasóleo agrícola (más contaminante que el de vehículos) o al hablar de los costes asociados a la factura de la luz:
  • 45. “Menos impuestos y costes regulados en la factura de la luz, que son los culpables de que paguemos uno de los recibos más caros de Europa”.

El programa no hace mención en ningún momento al ámbito de la energía fotovoltaica. (Fuente: www.voxespana.es)

PÍDANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *