Mantenimiento de una instalación de paneles solares

¿Qué mantenimiento necesita una instalación fotovoltaica?

    Con muy poco mantenimiento podrás disfrutar de una larga vida de tu instalación fotovoltaica.

    Todas las instalaciones generadoras de energía necesitan un mantenimiento periódico para conservar todas sus funcionalidades. En el caso de instalaciones de energía fotovoltaica este mantenimiento es muy importante. El mantenimiento es muy sencillo y en instalaciones de pequeña potencia puede ser realizado por los usuarios. Sin embargo, para instalaciones fotovoltaicas de gran potencia, este mantenimiento debe ser realizado por un técnico especialista en energía solar.

    Desde Cambio Energético podemos ofrecerte nuestros servicios en todo el territorio nacional, entre los que se incluye el mantenimiento de instalaciones. Así que si necesitas asesoramiento o este servicio, contacta con nosotros.

    En este artículo te presentamos los diferentes tipos de mantenimiento y las labores a realizar en cada uno de ellos.

    Tipos de mantenimiento

    Lo primero que debemos saber es que hay dos tipos de mantenimiento para nuestra instalación fotovoltaica: uno preventivo y otro correctivo.

    En el caso de que contrates el mantenimiento de la instalación, deberás realizar un contrato que incluya ambos tipos de mantenimiento durante al menos tres años. Este contrato deberá incluir los diferentes elementos de la instalación, en base a las recomendaciones de los fabricantes. En las instalaciones aisladas, el mantenimiento preventivo deberá incluir, como mínimo, una revisión anual.

    Veamos en qué consiste cada uno de estos tipos de mantenimiento.

    Mantenimiento preventivo de una instalación fotovoltaica

    El Plan de mantenimiento preventivo consiste en realizar operaciones de inspección visual,  verificación  de actuaciones y otras que permitan mantener dentro de límites aceptables las condiciones de funcionamiento, prestaciones, protección y durabilidad de la misma.

    Concretamente, el mantenimiento preventivo de la instalación solar incluirá una revisión anual en la que se deben realizar las siguientes actividades:

    Conexiones y cableado

    Revisión del cableado, conexiones, pletinas, terminales, etc. Es necesario revisar su estado exterior y detectar posibles desgarros, roces, etc que puedan dañar los equipos a la larga.

    cableado marcado

    Reapriete de todas las conexiones de cableado, sobre todo bornes de baterías. En corriente continua un mal apriete de una tuerca producirá calor y puede dañar los equipos.

    Placas solares

    paneles marcado

    Comprobación del estado de las placas solares, observar si existe algún tipo de defecto exterior, abultamientos, oscurecimientos, burbujas de agua, etc. Las placas solares de tienen al menos 25 años de garantía pero en ocasiones algún defecto de fabricación puede evidenciarse con el tiempo, comunicalo a nuestro servicio técnico y será reemplazada. También es muy importante revisar la estanqueidad de los conectores de las placas, de las cajas de conexión, etc. .

    La suciedad en los paneles solares puede reducir la producción de la instalación solar. Por ello, te recomendamos limpiar las placas solares mínimo una vez al año, especialmente en épocas con escasa precipitación.

     Estructura de las placas solares

    La acción del viento y de los cambios de temperatura puede, con el tiempo, aflojar las tuercas de la estructura. De ahí que sea recomendable una vez al año revisar los anclajes y reapretar todas las tuercas. En estructuras que no sean de aluminio, la oxidación hay que prevenirla con una mano de pintura antioxidante cada cierto tiempo.

    fijador-triangulo-para-placa-solar-20-30

    Es muy importante, mínimo una vez al año, comprobar el aspecto exterior de las estructuras de sujeción por si se han producido desperfectos en estas.

    Se revisarán y apretarán los tornillos de sujeción de los paneles mínimo una vez al año. Deberás prestar especial atención en aquellas estructuras en las que los paneles solares puedan caer libremente si se aflojasen, como por ejemplo en las instalaciones montadas sobre poste. Aunque no suele ser habitual, al utilizar roscas y tonillos de seguridad, es conveniente revisarlo para que el paso del tiempo no nos dé sorpresas.

    Mantenimiento de baterías de una instalación fotovoltaica

    Las baterías son uno de los elementos de nuestra instalación más caros y más delicados, por lo que su cuidado y mantenimiento será fundamental. El cuidado de las baterías comienza por respetar el uso para el que han sido diseñadas y dimensionadas.  Anualmente hay que revisar la apariencia exterior y constatar que no existe hinchazón o sulfatación, en caso contrario puedes comunicárselo a los técnicos de Cambio Energético.

    OPZS 3-350PNG marcada

    La parte superior y las conexiones de los terminales deben estar limpias, libres de polvo, corrosión y secas. Si se ve líquido sobre la batería de gel o de separador de fibra de vidrio absorbente (AGM), puede significar que la batería está siendo sobrecargada y que su rendimiento y vida útil se reducirán.

    Es fundamental también en baterías comprobar anualmente que las conexiones están bien fijadas y apretadas.

    Comprobar 3 o 4 veces al año que el nivel de agua de las baterías es correcto. De no ser así, añadir agua destilada (solo en baterías de electrolito líquido, no en AGM ni GEL). Las baterías con electrolito líquido necesitan adición de agua periódicamente; la frecuencia depende del uso de la batería y de las temperaturas de operación.

    Mantenimiento de baterías de litio

    Las baterías de litio se han convertido en la opción de almacenamiento preferida en la mayoría de instalaciones solares. Y razones no faltan: alta densidad; bajo mantenimiento; costes decrecientes; no emiten gases al ser selladas; pueden descargarse al completo sin dañarse; y son menos pesadas.

    El elemento de mantenimiento más importante de las baterías de iones de litio es su tasa de degradación. Al igual que con un teléfono móvil u otros aparatos con este tipo de baterías, las baterías de litio utilizadas en la energía solar se desgastan después de un cierto número de cargas y descargas. Esa tasa de degradación debe tenerse en cuenta para alargar la vida útil de la batería.

    Los dos tipos de baterías de iones de litio más comunes que se utilizan en el almacenamiento solar más son el fosfato de hierro y litio (LFP) y el óxido de litio, níquel, manganeso y cobalto (NMC).

    Las baterías LFP son baterías seguras y de larga duración. Debido a que no usan cobalto, no tienen problemas de fuga térmica (fuego) y no requieren ventilación o enfriamiento, por lo que se pueden instalar fácilmente en interiores y son excelentes para aplicaciones residenciales. A pesar de que no requieren mantenimiento, su ubicación podría afectar el rendimiento. Todas las baterías de litio incluyen un sistema de administración de batería (BMS) que monitorea automáticamente la temperatura, el estado de carga, el ciclo de vida de cada celda de la batería, entre otras cuestiones, para maximizar el rendimiento. Siempre que el sistema de almacenamiento esté instalado en rangos de temperatura y altitudes aceptables (no les gustan las temperaturas extremas), el mantenimiento es nulo.

    Comparativa de baterías de litio de alto voltaje

    Las baterías NMC también son duraderas y muy seguras siempre que estén controladas por un sistema de gestión de baterías. Al agregar níquel y manganeso a la química de la batería, los sistemas pueden almacenar más energía que otros tipos de baterías de litio. Estas baterías no requieren de un mantenimiento importante, ya que el BMS controlará los voltajes, las corrientes y las temperaturas de las celdas para garantizar la seguridad y una larga vida útil. Al igual que las LFP, es interesante mantener a las NMC fuera de las temperaturas extremas.

    Inversores y Reguladores de carga

    REGULADOR 150-35 marcado

    En cuanto a los reguladores de carga e inversores solares, deberás comprobar periódicamente  que no dan indicaciones de sobre-tensión o advertencias de fallas en el funcionamiento (puedes identificarlas en el manual). Anualmente hay que comprobar que el cableado está perfectamente fijado y no tiene signos exteriores de degradación.

    Esto es muy importante porque las conexiones se pueden aflojar con el tiempo y producir puntos calientes.

    También es necesario comprobar que las tensiones e intensidades de llegada desde los paneles y de salida hacia las baterías están dentro de los límites correctos. Podéis llamar a los técnicos de Cambio Energético que os indicarán como comprobarlo.

    Inversor 350 marcado

    En el caso de una excesiva acumulación de polvo en los aparatos, podremos encontrar problemas por sobrecalentamiento o cortocircuitos (por contactos en el circuito electrónico provocado por el polvo). Por ello, te recomendamos limpiar la suciedad que pudiera haberse acumulado.

    Mantenimiento correctivo de una instalación fotovoltaica

    Este tipo de mantenimiento tiene como fin, como bien indica su nombre, corregir los errores de funcionamiento. Esto incluye todas las operaciones de sustitución necesarias para asegurar el correcto funcionamiento del sistema durante su vida útil.

    El mantenimiento correctivo entra en marcha, por tanto, cuando observamos algún defecto de funcionamiento del sistema. Lo primero que debemos hacer cuando esto sucede es comunicarlo de manera fehaciente a tu empresa suministradora del servicio. Y si la empresa considera que se trata de un defecto de fabricación, se lo comunicará al fabricante.

    La empresa deberá atender cualquier incidencia en el plazo máximo de una semana (48 horas en una instalación aislada que haya dejado de funcionar). Y la resolución de la avería se realizará en un tiempo máximo de 10 días naturales (15 en el caso de una instalación aislada). A no ser que causas de fuerza mayor, debidamente justificadas, lo impidan.

    En la visita que realicen, deberán analizar y elaborar un presupuesto de los trabajos y reposiciones necesarias para el correcto funcionamiento de la instalación. Ten en cuenta que los costes económicos del mantenimiento correctivo forman parte del precio anual del contrato de mantenimiento.

    Sobra decir que este tipo mantenimiento debe realizarse por personal técnico cualificado, bajo la responsabilidad de la empresa que suministre el servicio.

    Garantía del mantenimiento de una instalación fotovoltaica

    Si contratas los servicios de mantenimiento, debes atender a la garantía que te ofrecen, ya que de ello dependerá el coste de reparación. A continuación te ofrecemos las condiciones que deben cumplir las garantías.

    Lo primero es contar con el correspondiente certificado de garantía, con la fecha que tenga el certificado de instalación. Pero para que la garantía actúe, la avería debe ser por causa de un defecto de montaje o de cualquiera de los componentes. Si el defecto proviene de una incorrecta manipulación de la instalación, puedes tener problemas a la hora de que te cubra la garantía. Por ello, recomendamos no manipular el equipo, sino llamar a la empresa suministradora del servicio.

    La empresa contratada debe garantizar el mantenimiento de la instalación fotovoltaica durante un período mínimo de 3 años para todos los materiales utilizados y el montaje. Las placas solares contarán con una garantía mínima de 10 años (8 años en el caso de instalaciones aisladas).

    En el periodo de vigencia de la garantía, esta debe cubrir tanto la reparación o reposición de los componentes y piezas defectuosos, como la mano de obra empleada en el arreglo. Además, se incluye expresamente el resto de gastos asociados: tiempos de desplazamiento; medios de transporte; amortización de vehículos y herramientas; disponibilidad de otros medios; portes de recogida y devolución de los equipos en los talleres del fabricante; y los materiales necesarios para efectuar los ajustes y eventuales reglajes del sistema.

    Si necesitas más información sobre el mantenimiento de tu instalación fotovoltaica, nuestros técnicos te pueden atender gustosamente en el 927500162. También es posible contratar el mantenimiento anual con Cambio Energético. Te invitamos a contactar con nosotros y consultar precios y disponibilidad.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Comentarios

      1. Roberto Cidalgo dice:

        Buenos días, me parece una guía que sirve de mucha ayuda a quienes tenemos instalaciones fotovoltaicas como a los que pueden tener algún tipo de duda a la hora de lanzarse a las energías renovables, pero tengo una pregunta, ¿Afecta mucho la hora de escoger la colocación del montaje de nuestra instalación por perdidas en el cableado?

        • admin dice:

          Hola Roberto, todo depende del tipo de diseño que tenga la instalación y del voltaje al que se trabaje en paneles. Las instalaciones solares modernas todas llevan MPPT (maximizador) por lo que permiten trabajar a mucho voltaje en paneles, por lo que la distancia para unas perdidas razonables seria entre 10 y 20 metros entre paneles y regulador. En las instalaciones con regulador normal, PWM la distancia máxima debe ser 10 metros. Y en grandes instalaciones aisladas con inversor de red la distancia puede ser superior a los 20 metros sin problema. Pero ya te digo, todo depende de la configuración del sistema. Te recomiendo que te asesoren profesionales. Un saludo y gracias por comentar.

      2. José Rojas dice:

        tengo instalado un equipo de energía fotovoltáica compuesto por 3 placas solares de 25o w y 4 baterías de 130 ah y 6 v, además del inversor. Necesitaría ampliar para una consola de aire acondicionado de 3.000 frigorías. Pregunto: en cuanto tengo que ampliar mi instalación? y cual sería el presupuesto.
        Estoy en Pegalajar-Jaén

        • admin dice:

          Hola José,
          Como sabes los aires acondicionados suelen tener un consumo bastante alto, por lo que tendrás que re-formular completamente tu instalación. Un aire acondicionado de 3000 frigorías consumirá de media unos 1000 Watios a la hora, esto dependerá del aislamiento de la vivienda, etc. Con 3 placas solares de 250 W, la producción diaria aproximadamente sería para el verano unos 4500 W, por lo que si pones el aire unas 4 horas acabarías con la producción solar, es decir necesitas más placas solares para aumentar producción.
          Por otro lado las baterías tienen muy poca capacidad y los picos de arranque del aire acondicionado va a ser bastante altos por lo que lo más probable es que las baterías no te aguanten. Mínimo y contando con poner el aire acondicionado en horas de sol deberías meter el doble de baterías.
          En cuanto al inversor es recomendable que sea de unos 4000 VA.
          Si quieres que te pasemos presupuesto puedes rellenar el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo: https://www.cambioenergetico.com/contactenos?fid=1
          Un saludo

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: