EL USO DE LA BIOMASA CON FINES ENERGÉTICOS EN EXTREMADURA, ENTREVISTA A CAMBIO ENERGÉTICO

 

Para el proyecto de investigación: “Estado actual y perspectivas de la biomasa de origen forestal con fines energéticos” realizado por José Cruz de Cruz Franco, Ingeniero Técnico Forestal, Universidad de Extremadura (627035502)

 

Entrevista a Javier Domínguez Clemente, Coordinador del departamento técnico de Cambio Energético

1. Describe brevemente tu responsabilidad/cargo en la empresa, así como las líneas principales de Cambio Energético

Soy coordinador del departamento técnico de Cambio Energético, y en particular soy el técnico que diseña y proyecta las instalaciones de biomasa que llevamos a cabo.

La línea de trabajo de Cambio Energético está enfocada en la eficiencia energética y las energías renovables. En este campo llevamos a cabo tanto el diseño, proyecto,instalación y mantenimiento. Dentro de estas líneas generales, dividimos nuestro trabajo en 4 grandes ejes:

Eficiencia energética (optimización energética de instalaciones)

Iluminación led

Energía solar fotovoltaica

Biomasa, fundamentalmente para calefacción

Es de resaltar que la página web de Cambio Energético (www.cambioenergetico.com) es un referente a escala nacional en energías renovables teniendo actualmente la segunda posición en el ranking de páginas de energías renovables.

2. De todos los encargos que realizáis ¿Qué volumen de trabajo es el relacionado con la biomasa energética dentro de las energías renovables?

El volumen de trabajo relacionado con la biomasa esta en torno al 30% del volumen de trabajo total, sin embargo, creemos que es una tecnología en alza y que en los próximos años nuestra carga de trabajo cada vez va a estar más relacionada con este sector.

3. Una de las causas principales a la hora de cambiar una caldera de gasoil por otra de biomasa es el ahorro en la factura ¿Cómo podemos cuantificar ese ahorro?

Cuantificar el ahorro de manera exacta puede ser algo complicado para los usuarios particulares por lo que tendemos a explicar que el ahorro es aproximadamente un 50% con respecto al coste del gasoil (en realidad es algo más, en muchos casos cercano al 60%).

Para proyectos que lo requieren o por interés del cliente solemos calcular este ahorro mediante software específico y desarrollar unas tablas de amortización que entregamos a nuestros clientes.

En resumen el proceso para calcular el ahorro de, por ejemplo, una residencia de ancianos, sería el siguiente:

Cálculo demanda térmica anual: 

 

Este dato se puede obtener por cálculo de la demanda térmica del edificio, teniendo en cuenta los coeficientes de trasmitancia de los materiales constructivos, cerramientos, etc… y conociendo la demanda de ACS y calefacción existente. 

Si los datos constructivos no son fiables, la demanda térmica se puede inferir del consumo anual de gasoil del edificio, conociendo la eficiencia de la caldera y la instalación. Es decir; Demanda térmica del edificio = consumo anual de gasoil (L) x Poder calorífico del gasoil (8550 Kcal/L) x eficiencia de la instalación (incluye eficiencia caldera y eficiencia circuito calefacción)

A continuación con se cálcula la cantidad de biomasa necesaria para cubrir esta demanda térmica:

Es decir Demanda Térmica Anual (Kcal/año)/ Poder Calorífico del Pellet o biomasa a utilizar (Kcal/kg) x eficiencia de la instalación.
 

Por último calculamos el ahorro económico obtenido:

Con los dos pasos anteriores ya tendremos la cantidad de biomasa necesaria para calentar el edificio y sabiendo el precio del kilo de biomasa ya podremos comparar el coste económico entre gasoil y biomasa y obtener el ahorro estimado. 

Luego habrá que tener en cuenta para calcular una amortización de la instalación los costes de mantenimiento de ambos combustibles, el incremento de precio estimado de ambos combustibles, etc.


4. ¿En los momentos iniciales de crear la empresa habéis recibido por parte de la administración algún tipo de asesoramiento técnico?
 

Hemos asistido a todos los cursos de formación que hemos podido. En este sentido tanto AGENEX como otras instituciones han desarrollado diferentes cursos de formación. Sin embargo, la realidad es que es a la hora de diseñar y realizar las instalaciones cuando conoces los pormenores de cada instalación y cuando aprendes de verdad.

En este sentido los conocimientos teóricos son muy importantes, pero, como en casi todo, lo más importante es la práctica y la formación constantes. Para nosotros es fundamental estar al tanto de las novedades y mejoras que se producen en la maquinas de biomasa día a día, para ello intentamos asistir a todos los eventos del sector: 

Expobiomasa, Genera, etc. y sobre todo a los cursos de formación que realizan los fabricantes de las marcas y que son fundamentales para conocer las maquinas que instalamos y sus posibilidades.

5. ¿Quiénes son vuestros clientes? ¿Están los ayuntamientos por la labor de instalar calderas de biomasa en los edificios públicos como colegios, bibliotecas, etc …?

Nuestro cliente fundamental es el usuario final, ya sea una empresa o un particular.

Las empresas que consumen calefacción como hoteles, balnearios, panaderías, etc., son conscientes de lo importante que es ahorrar en tiempos de crisis para hacer sus negocios más rentables, incluso a través de las renovables pueden dar a su negocio una imagen de “negocio verde” que cada vez es una idea que gusta más a los consumidores.

Por otro lado, los particulares, ven que cada final de mes, la factura del gas, la electricidad o el gasoil, no para de subir. Esto unido a la imagen de modernidad, ecología y sofisticación que lleva asociada la biomasa creo que son detonantes para que inviertan en esta tecnología. En el caso de los particulares ha ayudado muchísimo las calderas compactas y totalmente automáticas enfocadas al sector domestico que han salido al mercado en los últimos años y que colocan a la biomasa al nivel de cualquier otro combustible en cuanto a comodidad y confort se refiere.

Por parte de las administraciones, si se está invirtiendo en esta tecnología y si se ha optado por la sustitución de calderas convencionales por calderas de biomasa. Sinembargo, aunque hemos hechos trabajos interesantes en el ámbito de las instituciones públicas, somos muy críticos con la manera en que se están produciendo las adjudicaciones de estas contratas, primando en ocasiones las ofertas más económicas pero que en muchos casos han realizado autenticas chapuzas totalmente disfuncionales.

Creemos que la biomasa debe primar lo local en todos los sentidos, tanto en el suministro y trasformación de la biomasa, como en la instalación y mantenimiento de las calderas. En este sentido creemos que no se está haciendo del todo bien, por lo menos en ámbito que conocemos.

Tan solo un ejemplo, este verano nos llamaron para suministrar biomasa y poner en marcha una caldera que había montado una empresa de León en una localidad de Extremadura, esta empresa había hecho la instalación pero se había desentendido del mantenimiento y la puesta en marcha, el Ayuntamiento no se acordó de las dos empresas de la localidad que trabajan en este sector para la instalación pero si se acordó de nosotros para el suministro del pellet y la puesta en marcha. Esto no nos parece muy lógico.

 

6. ¿Existe desconocimiento por parte de los clientes en el momento de instalar estufas de pellets o cambiar sus calderas de gasoil por otras de biomasa? ¿Notáis cierto temor por parte de los clientes?

El usuario que quiere una caldera de biomasa normalmente conoce la tecnología y es alguien que ya ha estudiado bien las posibilidades y ha apostado por la biomasa, en este sentido no creemos que este desinformado. Sin embargo, la población en general si desconoce las ventajas de la biomasa o incluso desconocen que es una calefacción o estufa de biomasa. En este sentido falta mucha formación y concienciación.

Los temores de los clientes siempre están relacionados con el suministro del combustible y el mantenimiento del precio del combustible.
 

7. Uno de los hándicap que tiene el pellet es el elevado nivel de incertidumbre de suministro a corto-medio plazo de pellet así como su esta estabilización de precios ¿Está asegurado el suministro de pellet a todos aquellos usuarios que dispongan de estufa o caldera alimentada por estos?

En cuanto al suministro de pellet, en mi opinión este hándicap del que hablas es totalmente erróneo. Es necesario señalar que en algunas zonas geográficas esta tecnología es de reciente implantación, por ejemplo en Extremadura, y esto puede hacer que en algunos momentos, sobre todo a final de la temporada de invierno, sea más complicado encontrar pellet o hueso de aceituna.

Sin embargo, en zonas donde esta tecnología está más implantada, por ejemplo provincias como Jaén, o países como Francia, Italia, Austria, etc. El suministro de pellet esta igual de extendido que el suministro de gasóleo de calefacción o la clásica bombona de butano.

En Extremadura, el suministro de pellet ha cambiado radicalmente en los últimos dos años, con la entrada en el sector de casi todos los almacenes de construcción y muchos almacenes de piensos. Estos almacenes han aprovechado que ya contaban con la infraestructura necesaria: camiones, maquinaria, etc. y circuitos de distribución. En la actualidad en casi todos los municipios de tamaño medio de la comunidad se distribuye pellet.

También se han sumado a la distribución ferreterías, grandes superficies, gasolineras, etc.

En cuanto al precio, obviamente todos los combustibles tienden a subir, pero la biomasa es tremendamente estable, solo hay que pensar en el precio y estabilidad del precio de la materia prima: la leña y los residuos forestales.

El precio de la leña lleva pagándose a entre 8 y 12 cts. el kilo desde que se instauro el euro, es decir su precio no ha variado ni con el IPC (hablo de Extremadura). Sí el precio de la materia prima ha permanecido estable y además quedan miles de hectáreas de residuos forestales que poner en valor, todo hace indicar que el precio de la biomasa no subirá abusivamente.

En cuanto al pellet, cuando nosotros empezamos a trabajar la biomasa, los distribuidores de pellet eran 4 en toda la comunidad y el precio del pellet estaba en 0.25 cts/kilo, en la actualidad el número de distribuidores es mucho más numeroso y nosotros estamos vendiendo el kilo de pellet a 22 cts. /kilo con calidad A plus.

Además, es importante tener en cuenta que ahora mismo el pellet que se distribuye en Extremadura se está trayendo de Portugal, de Galicia, y de otros puntos de la península, por lo que gran parte de su precio esta repercutido por el coste del trasporte.

Si seguimos generando un mercado del pellet en nuestra comunidad, no tardarán en surgir en nuestra comunidad numerosas fábricas de pellet que, debido a la ausencia de oligopolios como pasa en los combustibles fósiles, a buen seguro contribuirán a bajar el precio del mismo.

Es necesario tener en cuenta que montar una fábrica de pellet es relativamente sencillo y que está al alcance de un gran número de empresarios o cooperativas, con lo cual se favorece la fabricación local y por lo tanto la valoración de la biomasa local y del consumo a escala cercana. Por el contrario, las refinerías de petróleo y la distribución del gasoil están en manos de grandes corporaciones por lo que su precio escapa absolutamente al control del consumidor.

En Cambio Energético hemos optado para tranquilizar a nuestros clientes por comprometernos a suministrar a nuestros clientes el pellet durante todo el año y al mismo precio.

8. ¿Como veis el futuro de las energías renovables en general y el uso de la biomasa con fines energéticos en particular?

Las energías renovables son casi el presente y por supuesto serán el futuro, no es concebible energéticamente un planeta que dentro de 20 años siga funcionando a base de combustibles fósiles, esto sería ridículo, por mucho que algunos intenten que la senda del desarrollo continúe de la mano de los combustibles fósiles.

Las renovables han alcanzado un grado de madurez y rentabilidad altísimo y están preparadas para sustituir en gran medida a los combustibles fósiles, esto es una evidencia científica incuestionable.

Sin embargo las energías renovables cuentan con infinidad de enemigos dentro de las grandes corporaciones energéticas, sobre todo aquellas energías alternativas que tienden a desligar al consumidor de estas multinacionales, como la energía solar fotovoltaica aplicada al autoconsumo eléctrico o la biomasa aplicada a la calefacción.

Que el consumo de energía eléctrica se descentralice y se pueda llevar a cabo con unos paneles solares colocados en los tejados de las casas, choca frontalmente con los intereses de las grandes empresas eléctricas, y en este sentido el Gobierno ya se ha encargado de dificultar y difamar el autoconsumo fotovoltaico. Hay que recordar que las empresas energéticas son el retiro gloriosos de muchos políticos de nuestro país, y en este sentido es aplicable el dicho de “no se puede morder la mano que te da de comer”.

La biomasa, de momento parece que no molesta demasiado al oligopolio energético y su avance continúa sin intromisiones importantes, por lo que todo parece indicar que su desarrollo en el terreno de la calefacción seguirá imparable, sobre todo mientras el alza del precio de los combustibles fósiles siga siendo abusiva.

En el terreno energético, el desarrollo de la biomasa está ligado plenamente al precio del kilovatio eléctrico, y por lo tanto, su rentabilidad dependerá del alza de este.

 

 

 

 

PÍDANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *