Te explicamos la nueva Estrategia Nacional de Autoconsumo

Ministerio_de_Transicion_Ecologica

El Gobierno abrió hace unos días el periodo de consulta previa para la elaboración de la Estrategia Nacional de Autoconsumo. Se trata de un paso más en un periodo de dos años en los que los avances normativos han venido a cambiar completamente el paisaje de nuestro sector energético. Varios avances firmes a los que se une la nueva Estrategia y que comparten un único objetivo: promover el potencial del autoconsumo energético en todas sus variantes en nuestro país. Si quieres conocer los detalles de la emergente Estrategia Nacional de Autoconsumo, no te pierdas las siguientes líneas.

Cuidado, no nos adelantemos: ¿tenemos nueva Estrategia Nacional de Autoconsumo? No. Lo que tenemos es la voluntad del gobierno de establecer un diálogo con los distintos actores del sector y con la ciudadanía para conseguir una lo más consensuada posible, de ahí que se abra un periodo de consultas. No está mal, porque esto significa que estamos en marcha pero obviamente habrá que esperar aún para marcar la casilla de “listo”. Dicho esto, quizá lo más importante de lo que hablar -y el objeto de este artículo, en realidad- es ubicar este nuevo movimiento en el conjunto de otras importantes actuaciones llevadas a cabo en el sector de la energía de nuestro país en los últimos años y anticipar, dentro de lo posible, las áreas donde propiciará un mayor desarrollo.

La Estrategia del Autoconsumo: todo comenzó en… París

Para entender qué lugar ocupa la Estrategia Nacional de Autoconsumo en nuestro universo energético hay que partir del Marco Estratégico de Energía y Clima, lanzado por el gobierno en febrero de 2019 y que presentaba un número de iniciativas para modernizar la economía e iniciar la transición hacia una economía descarbonizada. Dicho marco no era sino la respuesta española al Acuerdo de París de 2015 y a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, hitos ambos que marcaron el inicio de una agenda global de transformación hacia un modelo económico y energético por la que aún nos guiamos.

Una de la pieza principales que se proponía desarrollar el Marco Estratégico de Energía y Clima es el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), y de hecho su último borrador fue remitido a Bruselas hace solo unos meses, coincidiendo con… sí, con la pandemia de Covid, de ahí que la cosa aún esté en el aire. El plan es bastante ambicioso y marca líneas maestras de actuación y objetivos en cuestiones tan importantes como descarbonización, seguridad y eficiencia energéticas, mercado interior, investigación o competitividad.

Si nos metemos a investigar un poco entre las medidas del PNIEC, nos toparemos con una, la medida 1.4, referida al “Desarrollo del autoconsumo con renovables y la generación distribuida”, donde, entre otras cosas, se propone el desarrollo de una Estrategia Nacional de Autoconsumo que lleve a cabo los objetivos del PNIEC. Ahí tienes la Estrategia de la que hablamos hoy.

La Estrategia Nacional de Autoconsumo y los últimos RD en materia de energía

Así las cosas, ahora mismo tenemos un Plan Nacional Integrado (PNIEC) aún en ciernes y un periodo de consulta abierto para dar forma a la Estrategia Nacional de Autoconsumo, además del primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que ha superado el primer examen parlamentario hace solo un par de semanas y del que te hablaremos en futuros posts.

Industria_fotovoltaica_española
Fomentar el desarrollo del autoconsumo como medida de competitividad indutrial y generación de empleo es una de las metas a la espera de la Nueva Estrategia Nacional del Autoconsumo.

Lo importante es que estos movimientos vienen a añadirse a otros importantes desarrollos normativos llevados a cabo por el Ejecutivo en los últimos años y que han propiciado un aumento exponencial del interés por el autoconsumo con renovables -y de la potencia instalada- en nuestro país:

Real Decreto-ley 15/2018: heredero de la Directiva (UE) 2018/2001 y conocido por todos por dar finiquito al denostado “Impuesto al Sol” que grababa el autoconsumo fotovoltaico.

Real Decreto-ley 244/2019: también heredero de la legislación comunitaria, el RD 244/2019 es uno de los más renovadores de los últimos años, entre cuyas novedades destacan una nueva clasificación de las modalidades de autoconsumo, la legalización de autoconsumo colectivo, la introducción de un mecanismo de compensación por excedentes de autoconsumo o la simplificación y armonización de trámites y requisitos para las nuevas instalaciones.

Real Decreto-ley 23/2020: con un claro carácter económico y el objetivo de estimular la inversión en nuevas instalaciones de renovables, el RD modifica el sistema de subastas, introduce nuevos modelos de negocio, agiliza los trámites para realizar instalaciones y establece un nuevo sistema de garantías para evitar la especulación con proyectos de renovables.

¿Qué podemos esperar de la Estrategia Nacional de Autoconsumo?

Que el autoconsumo -es decir, que el punto de generación de energía y el de consumo sean el mismo- es una de las herramientas más eficaces para lograr un nuevo modelo energético más solvente y eficiente es un principio básico que descansa en el fondo de todas estas normativas y que se concreta en las medidas del PNIEC relacionadas con el autoconsumo ( 1.5, 1.13, 1.16, etc.). La Estrategia Nacional de Autoconsumo está llamada precisamente a facilitar la aplicación de esas medidas establecidas en el PNIEC. Destacamos algunas importantes:

  • Desarrollo del autoconsumo colectivo como medida de competitividad, especialmente en sectores intensivos en consumo eléctrico como polígonos industriales e instalaciones de riego.
  • Desarrollo del autoconsumo como herramienta de impulso de las comunidades energéticas locales, dado que estas comunidades pueden beneficiarse colectivamente compartiendo las instalaciones situadas en la comunidad, optimizando así al máximo la inversión.
  • Desarrollo de la integración de energías para el desarrollo del sector público.
  • Desarrollo de sistemas de autoconsumo colectivo y de la compensación de excedentes como herramienta para mitigar la pobreza energética de familias y colectivos vulnerables.
  • Desarrollo del autoconsumo como palanca para la generación rápida de actividad y empleo, no solo de forma directa sino también mediante el efecto sobre las distintas cadenas de valor locales y el ahorro en costes energéticos de consumidores e industria.

El plazo de consulta pública se abrío el pasado viernes 31 de julio y estará abierto hasta el 18 de septiembre de 2020. Al final de este post podrás encontrar el enlace a la convocatoria en la web del Ministerio para la Transición Ecológica.

Si quieres instalar paneles solares en tu casa o tu empresa, contacta con Cambio Energético. Te asesoraremos en todo lo que necesites para tu proyecto y te haremos llegar un presupuesto personalizado a tus necesidades y sin compromiso de ningún tipo por tu parte. Cambio Energético es servicio técnico oficial de los principales fabricantes de equipos fotovoltaicos: Victron, SolarEdge, Kostal, Fronius, Huawei y contamos con delegaciones y servicios técnicos en todo el territorio nacional.

El éxito de tu proyecto es nuestro éxito. Confía en Cambio Energético.

Tlf. 927 50 01 62

Consulta aquí la convocatoria de apertura del periodo de consulta:

PÍDANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *