BATERIAS SOLARES

BATERIAS SOLARES
Pide Presupuesto

Baterías Solares

Las baterías solares o acumuladores son dispositivos para almacenar la energía solar eléctrica que producen las placas solares. Esta energía posteriormente podemos utilizarla en nuestra vivienda y disponer de energía durante las horas que no hay luz solar.

Las baterías solares o acumuladores están diseñadas especialmente para instalaciones solares consiguiendo una duración y rendimiento mucho mayor que las convencionales.

En el mercado puedes encontrar distintos tipos de baterías: Baterías de plomo-ácido líquidobaterías solares de gel y agm, baterías de litio


¿Qué mantenimiento requieren las baterías solares?

Como podeís ver en el siguiente vídeo, las baterías solares requieren un mantenimiento rápido y sencillo, de tal manera que el proceso para dejarlas siempre a punto consta de pocos pasos capaces de realizar por todo el mundo.

Leer más...

Cuadrícula
Listado

Mostrar Filtros

¿Que tecnologías de baterías solares se están comercializando?

El campo del almacenamiento de energía sigue siendo uno de los aspectos pendientes de la energía solar y de la producción de energía en general. La tecnología comercializada a precios asequibles no ha evolucionado mucho en las últimas décadas y las nuevas tecnologías distan mucho de estar plenamente desarrolladas y sobre todo comercializadas a precios asequibles.

Si algo tienen las baterías “de toda la vida”, es que como las cosas de toda la vida son bastante duras y simples de usar, por tanto hasta que sean desarrolladas las nuevas tecnologías a precios competitivos vamos a tener que seguir usando las baterías que conocemos a día de hoy.

¿Cuales son las baterías que podemos encontrar en el mercado? 

A continuación haremos un repaso por todas las tecnología comercializadas y las que se espera que sean comercializadas en un futuro cercano:
 

Batería Plomo-Ácido líquido

La batería plomo ácido es la tecnología más antigua, pero por ello también una de las mas robustas en algunos de sus formatos. Esta basada en un el intercambio catiónico entre un electrolito y una placa de plomo, el electrolito en este caso es agua. Se comercializa en varios formatos.

    • Batería monoblock estilo camión.

      Es una de las baterías de menor calidad dentro del campo fotovoltaico pero muy económicas, su formato es una adaptación de las baterías de arranque utilizadas en camiones. El numero de ciclos de descarga suele estar entre los 400-500 ciclos dependiendo del fabricante. Necesita que el electrolito sea rellenado de agua destilada, aproximadamente hay que revisarlo entre 2 y 4 veces al año. En Cambio Energético intentamos no trabajar con estas baterías, aunque podemos recomendarlas por tema de precios cuando la aplicación no es muy exigente.
       

    • Batería solar Monoblock TROJAN.

      Son baterías de placa plana americana de una gran resistencia y durabilidad. Placas de plomo alargadas, de gran grosor y pureza son las claves de esta batería. El numero de descargas a un 50% es de 1150 ciclos, lo cual la convierte una de las baterías monoblock más duras y fiables del mercado tanto para aplicaciones solares como para aplicaciones de tracción (maquinaría eléctrica, carritos de golf, etc.). Estas baterías admiten descargas rápidas y agresivas como por ejemplo las de los arranques de bombas de agua, también admiten descargas bastante profundas con total capacidad de regeneración. Sabemos que su precio no es el más económicos pero Cambio Energético a decidido optar por este tipo de baterías debido fundamentalmente al escaso numero de incidencias, en los 5 años que llevamos trabajando con ellas, después de distribuir varios miles de estas baterías solamente hemos detectado fallos de garantía en 4 unidades, y eso es un gran logro para nosotros. Requiere adición de agua. Actualmente son la mejor opción para viviendas y aplicaciones de uso no continuo, como viviendas de segunda residencia, maquinaría, etc. En las condiciones descritas su vida útil llega hasta los 10 años. También responden muy bien en usos continuados pero para estos usos es mejor optar por baterías OPZS, a no ser que el presupuesto sea limitado. Este tipo de baterías, aunque con otras calidades también se distribuyen con marcas como US BATTERY, ROLLS, etc 


      Batería Trojan

 

  • Baterías estacionarias OPZS.

    También llamadas comúnmente como baterías de vasos de 2V, acumuladores de 2v, etc. Son baterías de Plomo-Ácido pero tienen un diseño tubular y están pensadas para usos estacionarios, es decir, constante entrada y salida de energía, cuestión que encaja perfectamente para las aplicaciones de energía solar de uso constante: vivienda, industria, granjas, infraestructuras, etc. Este tipo de baterías tienen una vida útil de unos 15 años. Están compuestas de vasos de 2V que se pueden combinar para formar los 12, 24 o 48 V de la batería. El mantenimiento es similar al de las baterías de plomo-ácido monoblock, solamente hay que comprobar el nivel de agua destilada.  Son la mejor opción hasta el momento para aplicaciones de energía solar en viviendas habituales o usos cotidianos.

    Batería Opzs

     

  • Baterías estacionarias TOPZS.

    La versión económica de las baterías OPZS, de menor calidad y duración (1500 ciclos) se distinguen de las baterías OPZS por que su carcasa no es trasparente sino que es de un plástico opaco o traslucido. Su principal ventaja con respecto a las OPZS es el precio, algo inferior, sin embargo.
     

Batería de gel.

Sigue siendo una batería de plomo ácido pero en este caso el electrolito es un gel. Su única ventaja es que no necesitan recargar el electrolito con agua destilada. A pesar de que estas baterías se han vendido como un avance sobre las baterías de plomo ácido no son recomendables por algunos aspectos: son muy sensibles  a las descargas profundas y a la temperatura, por lo que un consumo excesivo o el uso en aplicaciones de maquinarias puede desnaturalizar el gel interior y estropearlas irremediablemente, sobre todo en los formatos monoblocks utilizados para pequeñas instalaciones. Su precio y calidad es inferior a TROJAN, pero pueden resultar de utilidad en aplicaciones en las que el mantenimiento no es fácil, como por ejemplo en repetidores de telefonía o infraestructuras alejadas, aun en estos sitios ya no son recomendables excepto por precio y en su lugar proponemos las baterías AGM.

  • Monoblock de Gel.

    Como decimos esta batería no la recomendamos y solamente recomendamos su aplicamos bajo demanda en lugares en los que el mantenimiento de otro tipo de baterías puede ser costoso o en lugares en los que los gases que generan las baterías de plomo ácido puedan ser perjudiciales, por ejemplo en instalaciones solares en caravanas, barcos o furgonetas. Pueden utilizarse en pequeñas instalaciones que no tengan mucho requerimiento energético y de potencia, pero en relación calidad precio recomendamos las de AGM.
     

  • Baterías solares OPZV

    Son similares a las OPZS pero en su interior en lugar de electrolito líquido tenemos un gel. Son de mucha mejor calidad que las monoblock de GEL y son utilizadas sobre todo en grandes instalaciones en lugares remotos y poco accesibles. Son muy utilizadas en los repetidores de telefonía, televisión, etc. También en instalaciones industriales como SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida). Son muy recomendables para este tipo de instalaciones.
     

Baterias solares de AGM.

Bateria Agm 

De momento solo comercializadas en formato monoblock las baterías AGM son las versión moderna de las baterías de GEL. En lugar de un gel interior el electrolito se acumula una base solida de fibra de vidrio porosa parecida a una esponja con gran capacidad de absorción, en inglés AGM (Absorbed Glass Mat). Admiten descargas profundas, no necesitan mantenimiento ni adición de agua,  no emiten gases en situaciones normales, pueden incluso colocarse de costado, etc.  Es la mejor opción para aquellas instalaciones solares en las que realizar el mantenimiento o la emisión de gases sea un problema. Son muy duraderas y dependiendo del fabricante pueden desarrollar entre 800 y 1000 ciclos.  Si son sensibles a voltajes de carga altos y al amperaje de carga por lo que es necesaria una buena configuración de los cargadores o reguladores solares.

 



Baterías de Litio.

Totalmente desarrolladas tanto para energía solar como para otras aplicaciones esta es una de las tecnologías que en un futuro cercano y en instalaciones de medio tamaño, sobre todo de autoconsumo fotovoltaico, comenzara a imponerse, esperamos que en un plazo razonable de entre 3 y 4 años. Actualmente su único punto débil es el precio, aunque si las comparamos con el resto de baterías solares a largo plazo son más rentables. Como principales ventajas su gran numero de ciclos que puede ronda los 3000, nulo desgaste por cargas y descargas rápidas y de gran exigencia, rapidez de carga y descarga casi ilimitada, su peso es ridículo en comparación con las baterías basadas en la tecnología del plomo, no emiten gases, permiten un diseño más vanguardista por lo que las puedes colocar en cualquier lugar sin cambiar mucho el ambiente, etc. Como punto débil tan solo encontramos su precio, el amperio cuesta una 10 veces más que en una batería de plomo normal y que necesitan un controlado de carga especifico para su carga. Es de reseñar que la famosa batería de Tesla no es más que una batería de Litio re-diseñada estéticamente y acompañada de una gigantesca y genial campaña publicitaría, similar a la batería de Tesla tenemos la LG Chem Resu.
 

Baterías de Grafeno.

Todavía no han sido testada en usos comerciales y de momento está en fase de laboratorio aunque los avances que se esperan de ellas son importantes no creemos que veamos este tipo de batería en el mercado hasta dentro de bastantes años a pesar de que alguna empresa española ya esta anunciando su producción a escala comercial. Tan solo decir que cuando las veamos nos lo creeremos.

Pide Presupuesto