Factura de la luz: diferencias entre potencia y consumo. dos cosas relacionadas pero diferentes.

    Cuando ese día del mes abrimos el buzón (o miramos en internet) y vemos la nueva factura de la luz, nos encontramos, además de con un posible susto, con dos términos que aunque conocidos, no siempre se saben bien distinguir: la potencia y el consumo.

    Esto es algo que nos sirve tanto si estamos conectados a la red general como si hemos decidido emanciparnos, total o parcialmente, y apostar por el autoconsumo.

    En este post explicaremos de manera sencilla en qué consiste la potencia y el consumo, además de introducir otro concepto por si te interesa la energía solar fotovoltaica: la potencia pico.

    ¿Qué es la potencia (kW)?

    La potencia es algo instantáneo. Es ese pico de energía que hace que cuando enciendes un aparato electrónico, se ponga a funcionar. Es el mismo instante que tarda en activarse la protección automática (lo que comúnmente se llama “saltar los plomos”) cuando conectas algo que requiere más energía de la que puedes disponer en ese mismo momento. Dicho de otro modo, la potencia es la cantidad de energía que necesitas para que funcione una lavadora o un ordenador.

    La potencia se expresa a través de sus unidades de medida, ya sea el vatio (W) o, más frecuentemente, el Kilovatio (kW), es decir, 1.000 W.

    ¿Dónde puedo ver la potencia en el recibo de la luz?

    La referencia que encontrarás en la factura será a la potencia contratada, es decir, aquella que pagas todos los meses a la suministradora energética para que puedas disponer de una determinada energía. Ten en cuenta que dependiendo de la potencia que contrates podrás conectar aparatos electrónicos que requieran más o menos energía en un determinado momento.

    Esta potencia contratada, además de en el resumen de la factura con el importe a pagar, la encontrarás en los datos del contrato donde se indican los kW de los que puedes disponer, así como en el detalle de la factura donde se recoge el desglose de los cálculos.

    ¿Qué entendemos por consumo de energía (kWh)?

    Junto al término potencia contratada, a lo largo del recibo de la luz hay otro concepto que debemos entender: el consumo de energía (o energía consumida como la encontrarás en la factura).

    Este consumo podemos entenderlo como la suma de la energía que necesitan todos los aparatos y dispositivos electrónicos que utilizamos en un determinado periodo de tiempo, concretamente en una hora. De ahí que la unidad de medida del consumo de energía sea el Kilovatio hora (kWh).

    ¿Donde se ven los kWh en la factura de la luz?

    En la factura de la luz, encontrarás los kWh en el apartado de “Información del consumo eléctrico”, donde incluyen la lectura del anterior mes, la del actual y, en rojo, el consumo en el periodo, es decir, en el mes al que pertenece la factura. Justo al lado encontrarás una gráfica donde se sintetiza la evolución del consumo en el último año, lo cual te puede ayudar a saber si estás gastando mucho o poco respecto a meses anteriores y otros periodos del año.

    ¿Qué es la potencia pico (kWp)?

    Si nos metemos en el mundo de las energías renovables y, concretamente, en el de la energía solar fotovoltaica, la potencia (kW) hace referencia a la máxima energía que tiene nuestro equipo inversor para transformar la energía que generan los paneles solares, en energía que se pueda consumir; es decir, la potencia certificada por el fabricante. Si tenemos en cuenta que no se puede disponer de más energía que aquella que podemos transformar, esta potencia establece el límite de energía apta para el consumo.

    La potencia pico (kWp), por su parte, es la energía máxima que teóricamente pueden producir nuestros paneles solares fotovoltaicos. Decimos “teóricamente” porque para poder extraer de nuestras placas la potencia pico, deben darse unas condiciones estándares determinadas, como son: que la intensidad de la luz sea de 1000 W/m2; que el espectro (conjunto de ondas electromagnéticas ordenadas en función de una determinada frecuencia) sea parecido a la de la luz solar al contactar con la tierra en un ángulo 35° N de latitud en el verano (lo que se conoce también como “masa de aire”, que debe ser de 1.5); y, finalmente, la temperatura a la que están expuestas las celdas solares sea de 25°C.

    ¿Qué relación debemos hacer entre la potencia y la potencia pico en autoconsumo?

    Si tenemos en cuenta que la potencia pico solo se podría dar en unas determinadas condiciones, quiere decir que la mayor parte del tiempo la producción de nuestros paneles solares no alcanzará este pico. La orientación e inclinación de los paneles, la temperatura ambiente, las sombras que puede tener las placas a lo largo del día o las propias condiciones climáticas (días nublados) son elementos que condicionan el rendimiento de nuestra instalación.

    Si nuestro objetivo es sacar el mayor provecho energético de nuestro equipo, la recomendación es instalar una potencia pico que sea superior a la potencia que puede transformar nuestro inversor. Es decir, que la potencia de nuestros paneles solares sea entre un 5% y un 25% superior a la potencia que marca el inversor.

    ¿Cómo mejorar el rendimiento de nuestra instalación fotovoltaica?

    Para un mayor aprovechamiento de nuestra instalación es recomendable optimizar nuestro consumo, pero ¿qué quiere decir esto? El reto consiste en lograr que la curva de consumo de la vivienda o empresa sea lo más parecida a la curva de generación de energía; o dicho de otro modo, ajustar los mayores consumos de energía a las horas en las que la producción sea mayor. Para ello, puede resultar interesante realizar una programación de nuestro consumo de electricidad, según los dispositivos electrónicos que utilicemos y sus características, el tiempo de uso y la intensidad. Esto nos servirá para llegar a ese equilibrio entre la producción y el consumo de energía, que nos permita autoabastecernos de electricidad de una forma continuada.

    Si te interesan las energías renovables y estás pensando en apostar por el autoconsumo fotovoltaico para tu empresa o tu residencia, contacta con Cambio Energético. Te podemos asesorar sobre tecnología, tramitación legal y estamos a tu disposición para elaborarte un presupuesto adaptado a tus necesidades y sin compromiso.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Comentarios

      1. Nuria dice:

        Buenos días,
        Tengo una duda por favor. Mi instalación solar en kwp debe ir adaptada a la potencia de la instalación eléctrica de mi casa?. Porque tengo potencia en contrato de 5,75 kws pero un consumo de más de 10 mil kws y no entiendo ese aspecto. Gracias!!!

        • Cambio Energético Juan Medela dice:

          Hola Nuria,
          La potencia máxima que puedes instalar depende de la potencia que pueda soportar tu sistema, que viene indicada en el boletín eléctrico de tu casa.
          Puedes tener contratada una determinada potencia, pero que tu sistema eléctrico pueda soportar una mayor potencia.
          Un saludo

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: