+34 927 500 162 info@cambioenergetico.com

¿CÓMO AFECTAN LOS DÍAS NUBLADOS A LAS PLACAS SOLARES?

Mar 9, 2021

En estos días de invierno, cuando las horas de sol son más reducidas y las nubes cubren el cielo, una de las preguntas más frecuentes de nuestros clientes es ¿cómo pueden verse afectadas nuestras placas solares en días nublados sin apenas sol?

En este artículo revisaremos cómo funcionan nuestros paneles solares, los elementos que influyen en el rendimiento en días nublados y veremos de qué manera podemos mejorar nuestro autoconsumo fotovoltaico en días sin sol.

¿Funcionan los paneles solares en días nublados?

La respuesta sería, sí, nuestras placas solares seguirán funcionando en días nublados. Es frecuente pensar lo contrario, ya que la intuición inicial nos lleva a asociar la energía fotovoltaica con el calor del sol, y es importante saber que no es así, sino que nuestros paneles de lo que se alimentan es de la luz del sol y no de su calor.

Si bien las nubes pueden limitar la radiación directa del sol, no impiden totalmente que la luz llegue a nuestras placas solares. La energía que absorben nuestros paneles solares proviene tanto de la luz visible como de una gama de diferentes longitudes de onda, muchas de las cuales pueden penetrar la capa de nubes sin problema. Es lo que se conoce como radiación difusa, y se produce cuando los rayos del sol no inciden directamente sobre nuestros paneles solares, al tener que atravesar las nubes o niebla.

Así que siempre que haya luminosidad en el ambiente, las placas seguirán generando energía, ya esté el día nublado o soleado.

Ahora bien, el efecto de los días muy nublados o cubiertos completamente, lo vamos a ver en la cantidad de energía que son capaces de producir nuestros módulos fotovoltaicos, es decir, en su rendimiento.

¿Qué elementos influyen en el rendimiento de las placas solares en días nublados?

Las paneles fotovoltaicos están compuestas por células solares que recogen la luz del sol y la convierten en corriente continua (CC). Esta corriente es enviada al inversor para convertirla en corriente alterna (CA) que es la energía eléctrica que solemos consumir en la mayoría de los hogares. El rendimiento de un panel solar sería, pues, el porcentaje de luz solar que recoge la placa y convierte en la electricidad real que consumimos. Cuanto mayor sea la cantidad de energía producida, mayor será el rendimiento de nuestros módulos fotovoltaicos.

Existen diferentes factores que pueden influir en este rendimiento. En el caso de días nublados o cubiertos destacamos especialmente dos: la tecnología de los paneles y el tipo o espesura de las nubes.

A nivel de tecnología, las células de las que están formadas nuestras placas solares son las que convierten la luz del sol que incide sobre ellas en electricidad (efecto fotoeléctrico). Unas células de mayor tamaño serán más efectivas en la captación de luz solar que unas de menor tamaño. Del mismo modo, encontramos otras tecnologías que pueden resultar más eficientes que otras, como los paneles bifaciales, al poder recoger una mayor radiación solar a lo largo del día.

Más allá de los módulos fotovoltaicos, también influye en el rendimiento el resto de componentes de la instalación, como el inversor, el cableado y la batería, si se dispone de ella.

En cuanto a las nubes, no todos los tipos afectan al rendimiento de la misma manera. En este sentido, las nubes bajas, densas y con diferente grado de opacidad (nimboestratos y estratos o nieblas) son las que limitarán más el rendimiento de nuestras placas solares.

¿Cuánto se ve afectado el rendimiento de nuestros paneles solares en días nublados?

Para comprobar cómo influyen los días nublados al rendimiento de nuestros módulos fotovoltaicos, hemos echado mano de la monitorización de una instalación residencial en Madrid y de una industrial en el sur, para comparar la producción de electricidad en un día nublado y otro soleado, tanto en invierno como en verano. Primero hemos buscado comparar dos días consecutivos de sol y nubes, y luego comparamos el día más nublado del mes con el más soleado.

Para la instalación de autoconsumo residencial, la producción en el 19 de enero de 2020, con cielos despejados, fue de 10,79 kWh. Al día siguiente, se cubrieron los cielos y la producción descendió hasta los 2,08 kWh. Lo que supone que el rendimiento en el día nublado es un 80,73% menor al del día soleado.

Si comparamos el día más nublado de ese mes con el más soleado, el rendimiento cae hasta el 96,34 %.

Producción de instalación residencial en día despejado de invierno.
Producción de instalación residencial en día nublado de invierno.

Si nos situamos en el mes de julio de 2020, el 7 hizo un día soleado, pudiendo alcanzar una producción fotovoltaica de 16,36 kWh. Al día siguiente, nublado, la producción bajó hasta 9,54 kWh. Lo que supone una pérdida de rendimiento del 41,69 %. Una reducción que asciende al 44,6 % si comparamos el día más nublado con el más soleado de agosto de 2020.

Producción de instalación residencial en día despejado de verano.
Producción de instalación residencial en día nublado de verano.

Para la instalación de autoconsumo industrial, la producción del 19 de enero de 2021, día soleado, ascendió hasta los 33,70 kWh. Mientras, el 20 de ese mismo mes, se nublaron los cielos y la producción cayó hasta los 9,47 kWh. Lo que supone una pérdida de rendimiento del 71,90%. Y si comparamos el día más nublado con el más soleado de ese mes, el porcentaje de pérdida asciende hasta un 87,79%.

Producción de instalación industrial en día despejado de invierno.
Producción de instalación industrial en día nublado de invierno.

Finalmente, si nos ubicamos en julio de 2020, el día 11 brilló el sol para alcanzar una producción de 74,22 kWh. Al día siguiente, nuevamente se cubrieron los cielos y la producción descendió hasta los 52,68 kWh. Lo que hace una pérdida de rendimiento de un 29,02 %, que aumentaría al 35,12 % si comparamos el día con más nubes con el más despejado.

Producción de instalación industrial en día despejado de verano.
Producción de instalación industrial en día nublado de verano.

Así pues, dependiendo del tipo de nubosidad con la que nos encontremos, el rendimiento de nuestros paneles solares puede oscilar entre un 5 % y un 70 % aproximadamente de su capacidad en un día sin nubes. La pérdida será mayor en los días de invierno, debido a las menos horas de luz solar que disponemos en relación al verano.

¿Pueden ayudar los días nublados a mejorar el rendimiento de nuestros paneles solares?

En los meses de invierno, si a un día nublado le sumamos que los días son más cortos y por tanto, no hay mucha posibilidad de equilibrar la pérdida de rendimiento con el tiempo que nuestras placas se exponen a la luz del sol, claramente la respuesta sería que no.

No obstante, si nos situamos en verano con temperaturas que superan los 25º C durante el día, la producción de las placas solares puede verse afectada por la temperatura (como ya vimos en otra entrada del blog). Algunos tipos de nubes, especialmente las blancas y esponjosas, pueden ayudar a reducir la temperatura de los paneles solares y con ello contribuir a mejorar su rendimiento.

Además de reducir la temperatura, este tipo de nubes actúan como un espejo al reflejar la propia luz que rebota sobre la superficie terrestre o, en este caso, también sobre nuestras placas. De esta manera, reciben la luz directa del sol y la reflejada por estas nubes.

Ahora bien, esta mejora debemos entenderla como relativa, ya que si bien con las nubes blancas y esponjosas se pueden alcanzar picos más altos de producción de energía, los días soleados siguen siendo los que mayor producción total tienen a lo largo del día.

¿Cómo mejorar la eficiencia de los paneles solares en días nublados?

Si bien las tecnologías avanzan con gran celeridad y ya existen prototipos de células que mejoran el rendimiento normal en días nublados, la mejor manera que tenemos actualmente para aprovechar nuestra instalación fotovoltaica en días donde la producción de las placas cae considerablemente, es hacernos con algún sistema de almacenaje de energía o baterías solares. De esta manera, podrás aprovechar los excedentes de producción en los días soleados para utilizarlos por las noches o en los días en los que cae el rendimiento por causas externas a la instalación, como son los cielos cubiertos.

Otra posibilidad, si cuentas con una instalación de autoconsumo conectada a la red, es verter la energía sobrante, solicitando a nuestra compañía suministradora que nos compense los excedentes en la factura de la luz.

En caso de que tengas una instalación fotovoltaica aislada, puede serte útil, además de las baterías, un generador de apoyo, especialmente cuando encadenamos varios días muy nublados.

¡ solicita presupuesto sin compromiso !

Los sistemas de autoconsumo fotovoltaico están fabricados para resistir bien a la intemperie, tanto físicamente como en su capacidad de producir energía, ante cualquier condición meteorológica normal, ya sea la lluvia, el viento, el granizo o las nubes.

Si estás pensando en pasarte al autoconsumo fotovoltaico, ten claro que la mayor parte de las inclemencias del tiempo no tendrán un gran impacto en tu instalación de energía limpia, con la que además de ahorrar estarás contribuyendo a reducir, entre otras cosas, las emisiones de CO2.

Y si necesitas asesoramiento o un presupuesto sin compromiso a tu medida, contacta con nosotros sin compromiso. Te haremos un estudio previo en el que tenemos en cuenta la radiación solar promedio de tu zona para que tu instalación se adapte tanto a tus necesidades de consumo a lo largo de todo el año como a las posibilidades de producción de la zona donde se lleve a cabo la instalación.

    ¿Necesitas más información o un presupuesto?, solicítalo sin compromiso

    Politica de datos:

    Estudio personalizado gratis y sin compromiso

    En Cambio Energético te realizamos un estudio personalizado gratis y sin compromiso

    Pásate al autoconsumo fotovoltaico y comienza a ahorrar en tu factura de la luz

    Nunca generar tu propia energía fue tan fácil

    Kit solares para autoconsumo

    Nuestros kits solares para autoconsumo son la solución más sencilla para dar el salto a la energía limpia y comenzar a ahorrar en tu factura de la luz. 

    Nunca generar tu propia energía fue tan fácil

    Ayudas y subvenciones

    Somos especialistas en la tramitación y ejecución de subvenciones destinadas a las energías renovables. Te acompañamos durante todo el proceso para que pasarte a la energía limpia sea mucho más sencillo.

    Consulta aquí las subvenciones activas en tu comunidad autónoma

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *