Curva de pato de la electricidad

La curva de pato en la factura de la luz: ¿qué es y cómo evitarla?

    La curva de pato de la factura de luz indica la relación entre la demanda y la oferta de energía fósil cuando hay una alta producción de energía renovable.

    El auge de las energías renovables impulsado por la transición energética está transformando el mercado energético. La entrada de diferentes fuentes de energía (fósil y renovable) a lo largo del día está teniendo sus implicaciones en la relación entre la oferta y la demanda. Y esto lo podemos ver en lo que se denomina como “curva de pato” de la electricidad.

    Más allá de su nombre característico, la curva de pato tiene también una serie de implicaciones en la factura de la luz y en el autoconsumo fotovoltaico. Pero ¿en qué consiste la curva de pato? ¿cuáles son sus implicaciones? Y, sobre todo, ¿cómo puedo reducir sus efectos? Son preguntas que cada vez más personas se hacen.

    En Cambio Energético somos especialistas en energías renovables y queremos compartir nuestra experiencia para facilitarte en todo lo posible tu propia transición energética. Hoy te hablamos de la curva de pato y su impacto en la factura de la luz, pero también sobre qué puedes hacer para mitigarla. No obstante, si tienes alguna otra duda sobre cómo producir tu propia energía limpia y renovable, contacta con nosotros:

    ¿Qué es la curva de pato en relación a la factura de la luz?

    La curva de pato toma su nombre de la forma que toma la demanda de energía fósil en el mercado eléctrico, con subidas al comienzo y final del día y bajada durante las horas centrales por la generación de las renovables.

    Como ya te hemos explicado al hablar de por qué sube la luz, en el mix energético van entrando diferentes fuentes en juego, en función de la demanda. Después de la energía nuclear que no puede encenderse y apagarse tan fácilmente, entran las energías renovables. Si con estas hay suficiente energía para cubrir la demanda energética, no hay necesidad de que entren las energías fósiles. Pero si no logra abastecer la demanda, entonces sí entran en juego.

    Entonces ¿cómo se genera la curva de pato? Si tomamos como referencia el mix energético en un día cualquiera, vemos que durante las primeras horas del día crece la demanda y entran en juego las energías de origen fósil porque la generación renovable no es suficiente para abastecer la demanda. Sin embargo, a medida que avanza el día y las renovables se ponen a plena producción, la demanda desciende (considerando también el autoconsumo y el vertido a red) y la necesidad de combustibles fósiles se reduce hasta casi desaparecer.

    Luego, cuando la producción renovable decrece en las últimas horas de la tarde, coincidiendo con el retorno a la casa de la mayor parte de familias, la demanda energética se dispara y con ella la necesidad de tirar nuevamente de energías de origen fósil. Esta entrada y salida de las diferentes energías genera alteraciones en la oferta y demanda de energía, produciendo esa peculiar forma de pato nadando, como puedes ver en la gráfica siguiente.

    Gráfica del mercado diario donde se muestra la curva de pato de la electricidad

    ¿Qué consecuencias tiene la curva de pato en la factura de la luz?

    Además de poder generar sobrecargas en el sistema cuando las renovables están a pleno rendimiento, la curva de pato tiene sus implicaciones en la factura de luz, de las cuáles destacamos dos principalmente, que son las que más directamente te pueden afectar:

    Subida del precio de la electricidad en las horas de mayor demanda

    Retomando el sistema de funcionamiento del mercado energético, el precio de la electricidad lo marca la última energía que entra en el mix. Por eso, cuando las renovables están a pleno rendimiento, el precio desciende ya que, por un lado, cada vez más hogares y empresas reducen su necesidad de comprar electricidad en esas horas gracias al autoconsumo energético y la demanda desciende y, por otro lado, es más barato generar esta energía que la proveniente de combustibles fósiles. De esta forma, el precio puede llegar incluso a ser de 0€.

    Sin embargo, cuando entran los combustibles fósiles, que se pagan más caros y que coinciden con los picos de demanda, el precio de la electricidad sube. Por tanto, una primera consecuencia de la curva de pato es el encarecimiento del precio de la electricidad en las horas de mayor demanda.

    Imagen del precio de la energía con curva de pato

    Como puedes ver en la imagen, el precio en las horas centrales de este día se situó en 0€/MWh, disparándose a medida que cae la tarde hasta los más de 173€/MWh.

    A su vez, dado que uno de los inconvenientes actuales de la energía renovable a gran escala es que no la podemos almacenar, el sistema se vuelve menos eficiente y se desperdicia la posibilidad de un mayor aprovechamiento de energía renovable. Es lo que se llama “curtailment” y hace referencia a cuando el operador (Red Eléctrica de España) paraliza total o parcialmente la producción de energía de un parque fotovoltaico y eólico, aun existiendo las condiciones adecuadas para seguir produciendo. Esto se realiza cuando hay congestión, ya sea por falta de capacidad para absorber la energía producida o por el exceso de oferta, para evitar sobrecargas en el sistema y cortes de energía.

    Variación del valor del vertido de excedentes a la red

    Como puede que ya sepas, cuando cuentas con un sistema de paneles solares para autoconsumo, la mayor producción fotovoltaica se da en las horas centrales del día. Durante esas horas no siempre se puede consumir toda la energía que se produce, es decir, se generan excedentes fotovoltaicos. Desde el 2018, puedes verter esos excedentes a la red para que tu comercializadora te los compense en la factura de luz mensual. Es lo que se denomina como modalidad de autoconsumo con compensación por excedentes.

    Cierto es que las fórmulas de compensación por excedentes han mejorado a lo largo de los últimos años, con mecanismos como la batería virtual que no solo te compensa todos los cargos de la factura hasta que esta pueda ser de 0€, sino que también puedes compensar un segundo suministro bajo el mismo titular o guardar los excedentes sobrantes en euros para compensar futuras facturas.

    En este sentido, el precio del excedente depende de la tarifa que tengas contratada. En caso de tener una tarifa regulada (PVPC) o indexada, el precio de los excedentes varía cada hora ya que se establece en base al precio de la electricidad. Por lo que, si durante las horas del día, cuando tu sistema fotovoltaico está a pleno rendimiento y generas excedentes, el precio de la electricidad cae, como hemos visto en la imagen anterior, también lo hará el precio de los excedentes, reduciendo con ello la posibilidad de rentabilizar al máximo la producción de tus paneles solares.

    Igualmente, en las horas de mayor demanda (al comienzo del día pero, especialmente, cuando cae la tarde y entra la noche), el precio de la electricidad sube y, con ello, el valor de los excedentes, siendo más rentable verter la energía sobrante en estos periodos

    Por ello, una segunda consecuencia de la curva de pato es la variación del valor de los excedentes fotovoltaicos a lo largo del día.

    ¿Cómo mitigar la curva de pato en la factura de la luz?

    Para reducir las consecuencias de la curva de pato en la factura de la luz hay diferentes posibilidades, entre las que destaca el desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía a gran escala. De esta forma, toda esa energía renovable que se genera en las principales horas del día y que no se llega a consumir, se podría guardar para utilizar cuando las renovables no producen lo suficiente.

    Pero esta medida no está al alcance de personas como tú y como nosotros. Por ello, nos centraremos, a continuación, en las medidas principales que estarían de tu mano para poder mitigar los efectos de la curva de pato en la factura de electricidad.

    Cambio de hábitos y domótica

    Una primera medida es aligerar la demanda cuando esta es más alta. Si hay menos demanda en las horas punta, será menos necesario que entren las fuentes de energía fósil y se abarataría el precio de la electricidad.

    Pero ¿cómo se consigue esto? Pues evitando los mayores consumos cuando la demanda es alta, lo que implica un cambio de hábitos. Pero esto no es algo al alcance de todo el mundo, especialmente aquellas personas que están las horas principales del día fuera de casa.

    Aquí es dónde la evolución tecnológica puede echarte una mano. La domótica te permite programar y automatizar tus consumos. Ponte que quieres poner la lavadora, el lavavajillas o conectar el sistema de aerotermia para la climatización de tu casa o disponer de agua caliente, pero no estás en casa en las horas que te gustaría conectar estos consumos. Pues bien, ahora tienes a tu alcance dispositivos que te permiten programar estos consumos para activarse de manera automática, sin necesidad que estés presente. De esta forma, puedes aligerar tu necesidad energética cuando la demanda es alta, reduciendo también el impacto de estos picos en tu factura de la luz.

    Autoconsumo fotovoltaico con baterías de litio

    Pero, sin duda, lo que más puede reducir la curva de pato en la factura, es la instalación de un sistema de paneles solares para autoconsumo, combinado con un sistema de almacenamiento de energía.

    De esta forma, no solo ahorrarás durante el día con energía fotovoltaica sino que también puedes guardar los excedentes de energía en tu batería de litio para utilizarlos cuando más los necesites, sea en los picos de demanda que no pueda cubrir la fotovoltaica (al amanecer o anochecer) o directamente, cuando no tengas producción solar (por la noche).

    No tiene que ser un gran sistema de almacenamiento, con una batería de unos 5kWh de capacidad puede ser suficiente para suministrarte ese plus de energía que necesitas en los momentos en los que la demanda se dispara (generalmente, entre las 6 y las 10 de la noche). A su vez, puedas recargar la batería directamente de la red en las horas más baratas (durante la noche), para cubrir tus consumos en las primeras horas de la mañana, cuando tus paneles solares todavía no producen lo suficiente para alimentar tus consumos, evitando así otro de los picos importantes de demanda (generalmente, entre las 7 y las 10 de la mañana).

    Así estarás aprovechando al máximo la energía que generan tus paneles solares, reduciendo la demanda de la red y consiguiendo una mayor rentabilidad de tu instalación.

    Comparativa de baterías de litio de alto voltaje

    Y si almacenas más energía de la que puedas necesitar ese día, una batería de litio te permite también aumentar tu ahorro, vertiendo la energía a la red en las horas de mayor demanda, para conseguir un mejor precio de compensación, especialmente si cuentas con una batería virtual.

    Ten en cuenta que la producción fotovoltaica cambia a lo largo del año y que en los meses de primavera a otoño puedes tener más producción de la que puedas consumir o almacenar en tu batería de litio. Esta energía que no consumes y no almacenas, puedes verterla a la red para compensar el resto de términos de la factura hasta que este llegue a ser de 0€. Si tienes más excedentes, puedes guardarlos en tu batería virtual para compensar un segundo suministro bajo el mismo titular y/o compensar futuras facturas, por ejemplo, en invierno, cuando menos producen tus paneles solares y más alta es la demanda energética. Esto te proporcionará ahorros sustanciales y podrás amortiguar las subidas en la factura de electricidad.

    Almacena energía con un sistema de aerotermia

    La compatibilidad entre tecnologías renovables también te ofrece otras posibilidades para almacenar energía excedentaria. Este es el caso, por ejemplo, de los sistemas de aerotermia o bombas de calor aire-agua. Estos sistemas aprovechan el calor sostenido en el aire para calentar tu vivienda en verano, refrescarla en invierno y ofrecerte agua caliente sanitaria durante todo el año.

    Esquema de funcionamiento de un sistema de aerotermia

    Combinando un sistema de aerotermia con la instalación de paneles solares, puedes aprovechar los excedentes fotovoltaicos para conectar la bomba de calor y almacenar energía en forma de agua caliente con un depósito de acumulación. También puedes aprovechar la energía solar para ir climatizando tu vivienda, de manera que cuando cae la tarde sea menor la necesidad energética y puedas reducir la electricidad que compras de la red en las horas de mayor demanda.

    Utiliza la batería de tu coche como sistema de almacenamiento de energía

    Si eres de las personas que apuestan todo a las renovables, seguro que también tienes en mente pasarte a la movilidad eléctrica. Como puede que ya sepas, puedes cargar tu vehículo eléctrico con la energía que generan tus paneles solares, instalando un cargador de vehículo eléctrico doméstico.

    Cargador bidireccional SolarEdge

    Pero ahí no queda la cosa. La tecnología también ha evolucionado en este sector y pronto estarán disponibles cargadores de vehículos eléctricos bidireccionales. Estas estaciones de carga te permiten utilizar la batería de tu coche eléctrico como sistema de almacenamiento de respaldo que podrás utilizar para alimentar los consumos de tu casa, incluso, para verter a la red la energía acumulada, cuando hay mayor demanda. De esta forma, también estarás contribuyendo a reducir los efectos de la curva de pato en la factura de la luz.

    Combinar la domótica con el autoconsumo energético

    Finalmente, también debes saber que todas las medidas anteriores son compatibles entre sí. Es decir, puedes tener un sistema de paneles solares para autoconsumo, una batería de litio, un sistema de aerotermia y un cargador de vehículo eléctrico bidireccional y combinarlo con la domótica para programar y automatizar el uso de excedentes, y así sacar el mayor provecho de los mismos, al mismo tiempo que contribuyes a reducir la curva de pato en la factura de la luz.

    Orientación Este-Oeste de paneles solares

    En una orientación Este-Oeste, una parte de los paneles solares de nuestra instalación están orientadas hacia el Este, consiguiendo que la producción fotovoltaica empiece antes, y la otra parte hacia el Oeste, aumentando la energía que producen los paneles solares por la tarde.

    Por tanto, si bien la orientación Este-Oeste consigue una menor producción fotovoltaica diaria que la orientación Sur, especialmente durante las horas centrales del día, permite generar más energía al comienzo de la mañana y cuando cae la tarde, como puedes ver en la siguiente gráfica:

    Gráfica comparativa de la producción solar con orientación Sur y con orientación Este-Oeste

    Esto significa que tendrás más producción fotovoltaica cuando la demanda es más alta, (y también el precio de la electricidad), consiguiendo amortiguar la subida del precio y logrando un mejor retorno de los excedentes que viertas a la red en esos momentos.

    En este artículo te hemos explicado en qué consiste y las consecuencias de la curva de pato en la factura de la luz. Pero también te hemos dado pistas de cómo reducir su impacto. Si quieres hacer tu transición a energías renovables, al tiempo que ahorras en tus facturas energéticas, contacta con nosotros.

    Cuando contratas tu instalación con Cambio Energético, te acompañamos en todo el proceso: desde el estudio previo, el diseño y la instalación, hasta la legalización y la tramitación de la subvención, si la hubiera. Pídenos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso. Estaremos encantados de atenderte.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: