Combatir la sequía

¿Cómo pueden las placas solares ayudar a combatir la sequía?

    La instalación de placas solares puede contribuir a luchar contra la sequía en una relación de mutuo beneficio con la naturaleza

    Con una ola de calor sin precedentes azotando a la península, los embalses bajo mínimos y el telón de fondo de la crisis energética amplificada por la guerra en Ucrania, el futuro próximo no suena muy alentador. Contando las horas hasta que la lluvia devuelva un poco de vida a la tierra, puede que te preguntes ¿cómo puede la energía solar contribuir a paliar la escasez de agua?

    Quizás pueda parecer contradictorio que el sol pueda ayudar a combatir la sequía. Asociamos el sol al calor, a la evaporación y a la falta de lluvia… ¿cómo puede entonces ayudar a combatir la sequía? Pues gracias a la relación de mutuo beneficio que se establece entre la naturaleza y la instalación de placas solares.

    En Cambio Energético apostamos por el autoconsumo fotovoltaico, no solo por lo que puede contribuir a ahorrar en la factura de la luz, sino también porque consideramos fundamental avanzar en la transición hacia la producción distribuida de energías limpias que hagan la vida en el planeta más sostenible. Por lo que si tienes dudas sobre cómo empezar a ahorrar con energías renovables, contacta con nosotros:

    En este artículo exploraremos las maneras en las que la instalación de placas solares para el autoconsumo fotovoltaico, puede ayudar a combatir la sequía que estamos padeciendo.

    Facilita el acceso al agua

    La energía solar te permite hacer frente a la sequía de diferentes formas. Una primera es dándote acceso al agua. Pero ¿cómo? El bombeo solar te permitirá extraer agua de un pozo, por ejemplo, para regar explotaciones agrícolas, para dar de beber al ganado o, incluso, potenciar mecanismos para la desalinización del agua del mar que generen agua potable para el consumo humano. Todo ello, con una fuente de energía limpia e inagotable como es la solar.

    Instalar placas solares para bombear el agua que necesitas para tus cultivos y/o animales te aportará ahorro en la factura eléctrica. Se estima que el coste de electricidad puede alcanzar en torno al 30-35% del total de costes de producción. Por lo que reducir este coste en combustibles fósiles gracias a la energía solar, supone una gran ventaja (recuerda que hablamos de instalaciones con una vida útil de 25 años).

    Además, estos sistemas son muy manejables y pueden instalarse en cualquier localización, ya que no necesitas estar conectado a la red. Y con la tecnología disponible hoy día, podrás monitorizar y automatizar los procesos de forma remota a través de Internet.

    Por otro lado, hablamos de sistemas muy eficientes, capaces de mantener un nivel de extracción de agua constante, aumentando la eficiencia del riego y, por tanto, la productividad del suelo. Esto puede ser especialmente efectivo en pozos con poco poder de recuperación. Todo ello, con muy poco mantenimiento y utilizando energía 100% renovable.

    Sin embargo, hemos de tener en cuenta que el agua del subsuelo es finita. Por lo que el bombeo solar sirve para aliviar nuestra falta de agua particular, pero no tanto para luchar contra la sequía, pudiendo agravarla. Veamos otras opciones que sí apuntan a combatir la sequía.

    Mejor aprovechamiento del agua para luchar contra la sequía

    Además de facilitar el acceso a este recurso tan valioso, instalar placas solares también contribuye a luchar contra la sequía, haciendo un uso más eficiente del agua. Pero ¿Cómo se aprovecha mejor el agua? Aunque pueda chocar inicialmente, las plantas se llevan muy bien con las placas solares. Es una especie de quid pro quo o un “yo te rasco la espalda y tú me la rascas a mí”.

    En zonas donde Lorenzo calienta de lo lindo y no hay acceso a agua, poca vegetación puede darse, más allá de la endémica del lugar. Nos referimos, por ejemplo, a la imposibilidad de cultivar algo que no cumpla con la resistencia a una exposición intensa al sol. Una situación que se puede revertir instalando placas solares. ¿Cómo? Las placas solares aportan sombra y aguantan mejor la humedad durante el día. Por la noche, el calor acumulado en las placas aporta calidez a los cultivos, especialmente importante si son cultivos sensibles al contraste de temperaturas.

    La instalación de placas solares puede tener una relación de mutuo beneficio con la agricultura

    Por su parte, las plantas transfieren agua del suelo a la atmósfera a través del proceso de evapotranspiración. De esta forma, se consigue reducir la temperatura de los módulos fotovoltaicos y, con ello, mejorar su eficiencia. Algo muy importante, sabiendo que las altas temperaturas reducen el rendimiento de las placas solares.

    Con esta simbiosis o relación de apoyo mutuo, las placas solares también contribuyen a combatir la sequía a medio plazo, generando ecosistemas que retengan la humedad y proliferen en un medio, de otra manera, inhabitable para determinadas especies.

    ¿Cómo usar las placas solares para luchar contra la sequía?

    Algunos ejemplos prácticos de formas en las que las placas solares pueden ayudar a combatir la sequía, como haciendo un uso del agua más eficiente e, incluso, a generando agua donde parece no haberla, las resumimos a continuación.

    Agrovoltaica

    Ya que estamos hablando de naturaleza, de vegetación, un primer ejemplo de esta beneficiosa relación sería la agrovoltaica, de la que ya te hemos adelantado algunas cosas. Como dice su nombre, la agrovoltaica es combinar la instalación de placas solares con la agricultura, compartiendo el mismo terreno. Esto reduce significativamente el coste de la electricidad, protege los cultivos (lo que redunda en mayor producción), disminuye el uso del agua y aumenta la generación de energía fotovoltaica. Todo un chollo.

    Azoteas verdes

    Pero ¿y si no vives en el campo o no dispones de un terreno? ¿qué pasa si vives en un edificio o dispones de una pequeña terraza para tus plantas? También en estos escenarios podrías beneficiarte de la simbiosis entre las plantas y las placas solares. No necesitas grandes extensiones de terreno, puedes hacerlo a escala, cultivando todo tipo de plantas en macetas. Y si tu comunidad de vecinos está en tu misma onda, puedes probar con las azoteas verdes,habilitaciónde espacios para la vecindad, antes en desuso y ahora generadores de vida. Así no solo podréis revitalizar el espacio, sino que será más sencillo mantenerlo y producir energía limpia de manera eficiente.

    Canales solares

    También hay otras posibilidades pensadas para aprovechar infraestructuras de canalización de agua más grandes. Por ejemplo, para comunidades de regantes con largos canales por los que llevan el agua a los regadíos, existen ya proyectos con los denominados canales solares. Esta idea consiste en cubrir con placas solares los canales de agua consiguiendo así una relación similar a la que ocurre con las plantas. Los módulos fotovoltaicos pueden reducir la evaporación del agua en torno a un 2%. Si bien parece que no es mucho, si hablamos de kilómetros de acequias el resultado es nada despreciable. Además, al recibir el agua menos luz solar, se reduce también la generación de algas, con la disminución del mantenimiento que esto supone. Todo ello, al tiempo que se genera más electricidad en verano, reduciendo la temperatura de los paneles solares. De esta manera, se evitaría que terrenos fértiles se conviertan en huertos solares y causen un impacto paisajístico considerable.

    Flotovoltaica o fotovoltaica flotante

    Con la misma lógica que los canales solares, una tecnología que ya se está implementando es la flotovoltaica o fotovoltaica flotante. Se trata, básicamente, de cubrir parcialmente embalses y grandes masas de agua con paneles solares. Así, las placas solares reducen hasta un 80% la evapotraspiración del agua, reduciendo también el mantenimiento de la infraestructura al minimizar el surgimiento de microorganismos en el agua. De igual manera, los paneles solares pueden aumentar entre un 10% y un 15% su eficiencia energética, gracias al efecto refrigeración que ofrece el agua sobre la que se ubican. Todo ello, sin necesidad de ocupar espacios dedicados a otros usos como bosques, agricultura, ganadería o naturaleza.

    Combinar placas solares y otras tecnologías renovables para combatir la sequía

    Cambio climático, contaminación, emisiones de CO2, efecto invernadero… son palabras que fácilmente podemos asociar a la sequía que padecemos actualmente. Por ello, además de conseguir y aprovechar mejor el agua, es necesario contribuir a conservar y mejorar el ecosistema en su conjunto. Y la energía fotovoltaica puede aumentar su contribución a este fin, gracias a su compatibilidad con otras tecnologías que funcionan con energía renovable. Hablamos de satisfacer necesidades de climatización, refrescando el ambiente en verano y calentándolo en invierno, sin tener que hacer uso de combustibles fósiles. Y uno de los sistemas que mejor se compatibiliza con la fotovoltaica es, sin duda alguna, la aerotermia.

    Funcionamiento de un sistema de aerotermia

    De apariencia como un aire acondicionado, un sistema de aerotermia sirve para extraer energía del aire exterior mediante una bomba de calor reversible. Una energía que podrás utilizar para calentar el agua sanitaria o para refrigerar o calentar tu casa con radiadores, suelo radiante, etc.

    La aerotermia es un sistema muy eficiente que te aporta 4kW caloríficos por cada kilovatio de electricidad que consume para funcionar. Sí, necesita electricidad. Y es aquí donde combinar aerotermia y placas solares se convierte en una decisión inteligente para asegurarnos disponer de un sistema energético 100% renovable.

    Una combinación que, además, disminuirá el tiempo de retorno de la inversión en placas solares. Si quieres saber cómo, puedes leer nuestro artículo: ¿Cómo la aerotermia puede reducir el tiempo de amortización de tu autoconsumo fotovoltaico?

    Y si lo que quieres es pasarte al autoconsumo con energías renovables, contacta con nosotros. Si contratas tu instalación con Cambio Energético, te acompañamos en todo el proceso: desde el estudio previo, el diseño y la instalación, hasta la tramitación de la subvención y la legalización. Pídenos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: