Otras formas de instalar placas solares cuando no tenemos suficiente espacio en el tejado

    Disponemos de diversas opciones para instalar placas solares cuando no tenemos espacio suficiente en el tejado: desde aprovechar otros tejados, instalar placas solares en suelo o la integración fotovoltaica en edificios, hasta el autoconsumo compartido y las comunidades energéticas.

    Cuando piensas en instalar placas solares, la mejor ubicación suele ser el tejado. Esto es porque se aprovecha un espacio elevado expuesto a la luz solar, que de otra forma quedaría desaprovechado; dicho de otro modo, no utiliza espacio útil de la vivienda o empresa.

    Pero ¿qué pasa si tu tejado es demasiado antiguo, no es lo suficientemente resistente o se encuentra en un estado deteriorado? ¿Y si hay demasiada sombra inevitable que reduce el rendimiento de los paneles solares? ¿O la orientación del tejado no es la mejor para la producción solar? ¿O si vives en un barrio histórico con restricciones a la hora de instalar placas solares en los tejados?

    Aunque no puedas instalar placas solares en tu tejado, podrás seguir beneficiándote del autoconsumo fotovoltaico. ¿Cómo? El autoconsumo compartido, instalaciones en suelo o la integración fotovoltaica en edificios son algunas de las formas de instalar placas solares cuando no tienes espacio suficiente en tu tejado. En este artículo te hablamos de ellas.

    En Cambio Energético queremos facilitarte el acceso al autoconsumo con energías renovables, en este caso, contándote las alternativas al tejado para tu instalación solar. Si tienes dudas sobre cómo producir tu propia energía limpia, contacta con nosotros.

    Cobertizos y cocheras solares

    Como decíamos, el tejado es el lugar más común para una instalación solar. Y esto es por una buena razón. Tu tejado está elevado, por lo que normalmente está expuesto al sol la mayor parte del día. También es una estructura existente, lo que puede reducir los costes de instalación.

    Por lo que si no dispones de espacio suficiente en tu tejado para instalar placas solares, igual dispones de otro tejado que te permita realizar la instalación. Por ejemplo, si dispones de otras edificaciones como un cobertizo, un garaje, un invernadero, entre otras posibilidades, puedes estudiar la posibilidad de ubicar en alguno de estos tejados tu instalación.

    Sistemas solares montados en suelo

    Cuando no tienes suficiente espacio en ningún tejado o no dispone de las condiciones necesarias para disfrutar de la energía solar, puedes apostar por instalar las placas solares en una estructura de suelo.

    Para instalar placas solares en suelo dispones de diferentes opciones: estructuras elevadas que también puedes montar sobre solera o zapatas de hormigón; soportes inclinados para terreno, que puedes elevar a mayor altura, gracias a la posibilidad de incorporar un sistema de patas a la estructura, siendo idóneos para casas de campo con espacio de sobra o explotaciones agrarias; pérgolas solares; soportes monoposte que requieren de buena cimentación pero te permiten superar determinadas alturas, por ejemplo, para evitar el sombreado de árboles; y también dispones de aparcamientos solares, estructuras que al mismo tiempo que protegen los vehículos de las condiciones climatológicas, te permiten producir electricidad.

    Estructura elevada, soporte inclinado para terreno, soporte monoposte y parking solar para instalar placas solares en suelo.

    En algunos casos, un sistema de montaje en suelo puede producir más electricidad que la energía solar en la azotea. Esto es porque se puede ajustar la instalación de las placas solares para capturar más luz solar durante todo el año a medida que cambia la posición del sol en el cielo.

    Integración fotovoltaica en edificios

    En caso de que no dispongas de espacio suficiente en tu tejado, ni terreno para instalar placas solares en suelo, existen otras formas de disfrutar de la energía solar en tu casa o empresa. Hablamos de los sistemas para la integración de energía fotovoltaica en edificios. O dicho de otro modo, cómo hacer que elementos necesarios en la construcción puedan producir a la vez energía solar.

    Por ejemplo, tienes la posibilidad de instalar tejas solares, de manera que este elemento constructivo necesario para que no te llueva en la cabeza (entre otras cuestiones), genere a su vez energía fotovoltaica. También siguen evolucionando las ventanas solares, con células solares que permiten pasar la luz y a la vez producir energía. O las persianas solares, que sirven para ocultarte de la luz exterior, al tiempo que generan electricidad.

    persianas solares

    Como decíamos, está integración arquitectónica de la energía fotovoltaica está avanzando a pasos agigantados. Pero, todavía ha de haber más avances para que estos dispositivos se puedan generalizar entre la población, necesitando superar limitaciones como la eficiencia y el precio.

    Autoconsumo compartido

    Si no dispones de superficie ninguna para instalar placas solares o si eres de los que te gusta el lema “solo no puedes, con amigos sí”, tienes la opción del autoconsumo compartido. El autoconsumo compartido te permite disfrutar de energía solar aunque no dispongas de una instalación física propia.

    Autoconsumo colectivo con conexión a través de red pública

    Una solución para comunidades de vecinos, polígonos industriales o cualquier lugar a una distancia máxima de 2km entre los lugares de producción y consumo. Sí, antes eran 500 metros, pero en el marco del Plan +Seguridad Energética esta distancia se ha cuadruplicado. Lo que abre la posibilidad a más personas de beneficiarse de esta modalidad de autoconsumo.

    Comunidades energéticas

    Finalmente, en la misma línea del autoconsumo compartido, también está la posibilidad de pensar el autoconsumo en términos más amplios, con las denominadas comunidades energéticas. Esta fórmula permite generar, consumir y gestionar el autoconsumo colectivo por parte de un conjunto de socios (ciudadanía en general, asociaciones, cooperativas, empresas, administraciones públicas, entre otras).

    Si bien no cuentan todavía con una regulación específica en España, poco a poco se van dando pasos para formalizar y promover este tipo de iniciativas. Su finalidad es contribuir a crear un sistema energético eficiente, descentralizado, justo y colaborativo; que se base en la participación voluntaria de los propios socios; y que persiga la obtención de beneficios tanto energéticos, como sociales y medioambientales para los miembros de la comunidad y/o para la localidad en la que desarrolla su actividad.

    Como hemos visto en este artículo, existen otras formas de instalar placas solares y disfrutar de la energía fotovoltaica, cuando no dispones de espacio suficiente en tu tejado. Si quieres más información sobre estas alternativas o estás pensando en dar el salto al autoconsumo fotovoltaico, contacta con nosotros:

    Cuando contratas tu instalación con Cambio Energético, te acompañamos en todo el proceso: desde el estudio previo, el diseño y la instalación, hasta la legalización y la tramitación de la subvención, si la hubiera. Pídenos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso. Estaremos encantados de atenderte.

    Solicita aquí tu presupuesto

    Solicita aquí un presupuesto personalizado sin compromiso. Nuestros técnicos/as especializados se pondrán en contacto contigo.

      Comentarios

      1. María dice:

        Estamos interesados en la instalación de Vidrio Fotovoltaico en porche y pergola

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      ¡Resolvemos tus dudas! Tú Eliges: