+34 927 500 162 info@cambioenergetico.com

¿CUÁNTO PUEDO AHORRAR INSTALANDO PLACAS SOLARES EN MI VIVIENDA?

May 13, 2021

Es una de las preguntas claves entre la gente que empieza a interesarse por el autoconsumo: ¿Cuánto puedo ahorrar instalando placas solares en mi vivienda?, pues bien, hoy vamos a tratar de responder a esta cuestión.

Cada vez más gente está decidiendo dar el paso a las energías renovables. En Cambio Energético lo sabemos bien, puesto que llevamos más de 10 años con el empeño de facilitar a las personas la posibilidad de ahorrar en su factura con la instalación de placas solares en sus viviendas.

En este artículo te ofrecemos una estimación de cuánto puedes ahorrar instalando placas solares en tu casa, y para ello, echaremos mano de algunos ejemplos reales de instalaciones que hemos realizado, con diferentes escenarios de producción y consumo.

¡ solicita presupuesto sin compromiso !

¿De qué depende el ahorro al instalar placas solares en mi casa?

El ahorro que produce instalar placas solares en tu vivienda dependerá de múltiples factores, de los cuales destacan fundamentalmente tres:

La calidad de la tecnología que utilicemos.

El mercado fotovoltaico está en constante avance y te pueden encontrar placas solares e inversores fotovoltaicos con diferentes características y niveles de eficiencia que permiten obtener diferentes niveles de ahorro. Por ello recomendamos no solo fijarnos en el precio a la hora de elegir nuestro equipo, sino también en la calidad, la eficiencia y características específicas, entre otras cuestiones.

La planificación del consumo.

Si puedes organizar tu consumo en sintonía con la curva de producción de tu sistema fotovoltaico tu ahorro será mayor que si tu consumo se centra en horas donde la producción de los paneles solares es menor o nula. Esto dependerá tanto de tus quehaceres diarios como de la posibilidad de programar o no tu consumo. Tampoco será la misma energía que necesitas de la red eléctrica en invierno que en verano.

La tarifa eléctrica que tengas contratada

Con los nuevos cambios en la factura de la luz que entrarán en vigor a partir del 1 de junio de 2021, tienes la posibilidad de contratar dos potencias diferentes en un mismo día para las potencias inferiores a 15kW, que son las que tenemos en nuestras casas.

Así, la parte del día que menos electricidad consumes puedes contratar un tipo de potencia inferior; y cuando tengas pensado poner lavadoras o electrodomésticos que requieran de más potencia, puedes contratar una potencia superior.

También deberás tener en cuenta que habrá tres periodos tarifarios (punta, llano y valle). Y aquí es donde toma un mayor sentido todavía, pasarse al autoconsumo fotovoltaico. ¿Por qué? Sencillo, porque las horas del día en los que la luz es más cara coinciden en buena medida con las horas en las que una instalación fotovoltaica está produciendo electricidad.

Si quieres saber más sobre esto, te recomendamos esta entrada de nuestro blog en la que analizamos los cambios en la factura de la luz para hogares.

Las características de la vivienda.

Dependiendo del territorio dónde se ubique tu vivienda, podrás disponer de más o menos horas solares pico. No obstante, las diferencias entre unos y otros territorios no son tan grandes (Barcelona – 1.370 HSP; Cádiz – 1.670 HSP), siendo rentable en todos instalar placas solares.

  • El espacio de que dispongas para la instalación determinara la cantidad de placas solares que puedas ubicar.
  • La orientación es otro elemento que influye, siendo generalmente recomendable orientarlas hacia el Sur.
  • A su vez, debes tener en cuenta que el ahorro no solo proviene del autoconsumo de tu propia energía, sino también de la compensación de excedentes de tu producción fotovoltaica, si solicitas esta modalidad.
  • También entraría aquí la eficiencia de los electrodomésticos que utilices en tu vivienda, puesto que no es lo mismo un frigorírico convencional con un consumo de 1.000kWh que uno eficiente con etiqueta A++ que consume la mitad.

El dimensionamiento de tu instalación fotovoltaica

Para ahorrar lo máximo posible sin que tengas que hacer demasiado uso de la red eléctrica, es necesario calcular correctamente el número de placas que necesitas para tu vivienda.

No hay dos viviendas iguales, ni los consumos y las necesidades eléctricas de cada casa son las mismas, puesto que esto dependerá de múltiples factores (si se tiene o no calefacción eléctrica, aires acondicionados, vitrocerámica…) , como tampoco es lo mismo una casa que tiene más consumos por las mañanas que otra que los tenga por las tardes, de ahí la importancia de dimensionar bien una instalación de placas solares para nuestra vivienda, y de que no siempre la contratación de paquetes cerrados y estandarizados que ofrecen algunas compañías y empresas sea la mejor solución.

Además, hay que tener en cuenta que durante el verano puedes tener en torno al doble de producción fotovoltaica que en invierno. De ahí que sea necesario siempre hacer los cálculos de manera que no te quedes demasiado corto para tus necesidades invernales ni tampoco sobredimensiones en demasía la instalación de cara al verano.

Ahorro según el tipo de instalación fotovoltaica: Aislada o conectada a la red

Además de los elementos que hemos mencionado hasta ahora, tu ahorro también va a depender del tipo de instalación fotovoltaica que hace, en el cual podemos encontrar dos grandes grupos: las instalaciones conectadas a la red eléctrica, y las instalaciones aisladas.

Ahorro con la instalación de placas solares en una vivienda aislada

Este tipo de instalaciones son idóneas para los lugares donde no tengas conexión a la red, tales como casas de campo, chalets en las afueras, etc. ya que te permite ser totalmente autosuficiente al no necesitar estar enganchados a la red eléctrica y tener que pagar una cuota mensual.

Pero para ello necesitarás de una o varias baterías solares para acumular la energía que produzcas durante el día y no consumas, de manera que puedas disponer de ella por la noche, además en instalaciones destinadas a industria de estas características o en el caso de viviendas de uso diario, puede que sea recomendable tener también un generador de apoyo que pueda responder ante cualquier tipo de incidencia o si en un momento determinado tus consumos se disparan muy por encima de tu capacidad de producción de energía solar.

Esto hace que la inversión inicial se incremente sustancialmente, fundamentalmente por las baterías solares, ya que son de los componentes más caros de la instalación. Lo bueno, como decíamos, es que ya no dependerás de las grandes eléctricas y serás completamente autosuficiente.

Si quieres hacerte una idea más concreta de este tipo de instalaciones fotovoltaicas, te recomendamos que este artículo Preguntas frecuentes sobre los kit de energía solar para viviendas aisladas.

También puedes consultar ejemplos de instalaciones aisladas que hemos realizado en Cambio Energético.

Ahorro producido con la instalación de placas solares conectadas a la red eléctrica

Este tipo de instalación es la habitual en los entornos residenciales e industriales a día de hoy. Se trata de instalaciones de placas solares para autoconsumo que siguen conectadas a la red eléctrica. De esta manera, podrás disponer de esta cuando tus placas solares no produzcan lo suficiente o cuando directamente no produzcan electricidad (por las noches).

El ahorro extra que podemos obtener de nuestra instalación de autoconsumo fue incluido en el RD244/2019 y se trata de un sistema de compensación por excedentes de autoconsumo fotovoltaico. Y aquí dispones de tres posibilidades para conseguir maximizar tu ahorro con los excedentes de energía solar:

  • a) El autoconsumo con excedentes acogido a compensación. Aquí, la energía que produzcas y no consumas, puedes verterla a la red y solicitar a la comercializadora que compense estos excedentes en forma de descuento en tu consumo de la factura de la luz.
  • b) El autoconsumo con excedentes sin compensación. En esta posibilidad, también inyectas tus excedentes de producción fotovoltaica en la red eléctrica. Pero en este caso no habrá compensación como tal, sino que tendrás la posibilidad de vender esa energía a la comercializadora, al precio actualizado del mercado eléctrico (o al que pactes con ella). Esta opción puedes considerarla en el caso que tengas muchos excedentes de forma constante, ya que requiere que declares esta venta como lo que es, una actividad económica.
  • c) El autoconsumo sin excedentes. En caso de que estés conectado a la red, pero prefieras utilizar tu propia energía en las horas en las que no dispones de suficiente luz solar, puedes optar por esta modalidad que incluye un sistema antivertido; es decir, los excedentes no van a la red eléctrica y, por tanto, tampoco hay compensación de ningún tipo. Por lo que si quieres maximizar tu ahorro necesitarás, al igual que con las instalaciones aisladas, hacerte con baterías para el almacenamiento de energía solar.

Si tienes dudas sobre qué opción elegir, puedes consultar el artículo ¿Compensación de excedentes de autoconsumo o venta de energía solar a la red?

¡ solicita presupuesto sin compromiso !

Ejemplos de ahorro obtenido con la instalación de placas solares en viviendas según la potencia contratada:

Para que puedas hacerte una idea del ahorro, te ofrecemos algunos ejemplos con diferentes características de consumo, según la potencia que tienen contratada.

Ahorro obtenido con la instalación de placas solares en una vivienda con una potencia contratada de 4,6 kW

El primer ejemplo cuenta con una potencia instalada de 2,5 kWp.

El consumo de esta familia no siempre puede coincidir con la curva de producción fotovoltaica. Es decir, no siempre coinciden los momentos de máximo consumo y producción.

Puedes ver a qué nos referimos en la siguiente gráfica, donde: el área gris corresponde al consumo que realizan de la red; el área amarilla representa el autoconsumo; y la línea amarilla identifica la producción fotovoltaica, siendo el área blanca que delimita, los excedentes que inyecta a la red.

Gráfica de la monitorización de producción, consumo y autoconsumo de una instalación fotovoltaica residencial de 2,5kWp. en la que podemos ver como su no adaptación a produción y consumo hace que el ahorro que produce la instalación de placas solares en esta vivienda no sea elevado

La producción anual de esta instalación fotovoltaica para el 2020, fue de 2.908,63 kWh, mientras que su consumo ascendió a 3.750,06 kWh.

Gráfica de consumos de una instalación fotovoltaica de 2,5kWp a lo largo de un año.

El grado de autosuficiencia (o porcentaje de ahorro en energía autoconsumida) de esta instalación en el 2020, osciló entre el 25 % en el mes de diciembre y el 55 % del mes de junio.

Gráfico de la rentabilidad de una vivienda con instalación de placas solares que no aprovecha la curva de producción solar a los consumos.

En términos de rentabilidad, el ahorro anual ascendió a 349,04 €, superando los 50 € de ahorro en los meses de junio a agosto.

Ahorro obtenido con la instalación de placas solares en una vivienda con una potencia contratada de 5,75 kW

El segundo ejemplo de autoconsumo en vivienda cuenta con una potencia instalada de 6 kWp.

Los consumos de esta familia se adaptan mejor a la curva de producción fotovoltaica de su instalación. De esta manera, tienen un mayor consumo cuando las placas solares generan más energía.

Gráfica de la monitorización de producción, consumo y autoconsumo de una instalación fotovoltaica residencial de 6 kWp en la que podemos ver como esta vivienda ha adaptado  sus consumos a la curva de producción solar, consiguiento así un mayor ahorro con la instalación de paneles solares.

La producción anual de esta instalación fotovoltaica para el 2020, fue de 10.150 kWh, mientras que su consumo fue de 6.910 kWh.

Gráfica de consumo anual de la vivienda que ha aprovechado  mejor la curva de producción solar a sus consumos.

El grado de autosuficiencia (y ahorro) de esta instalación en el 2020, osciló entre el 32 % en el mes de diciembre y el 76 % de los meses de julio y agosto.

Gráfica del grado de ahorro de una instalación solar de 6kWp que ha adaptado sus consumos a la curva de producción solar.

En términos de rentabilidad, el ahorro anual ascendió a 955,90 €, superando los 115 € de ahorro en los meses de julio y agosto.

Ahorro obtenido con la instalación de placas solares en una vivienda con una potencia contratada de 6,9 kW

El tercer ejemplo de autoconsumo en vivienda también cuenta con una potencia instalada de 6 kWp.

Los consumos de esta familia también se adaptan bastante a la curva de producción fotovoltaica de su instalación, generando más energía cuando más la necesitan.

Gráfica de la monitorización de producción, consumo y autoconsumo de una instalación fotovoltaica residencial de 6 kWp y una potencia contratada de 6,9kW en la que podemos ver como esta vivienda ha adaptado  sus consumos a la curva de producción solar, consiguiento así un mayor ahorro con la instalación de paneles solares.
Producción, consumo y autoconsumo de una instalación fotovoltaica residencial

La producción anual de esta instalación fotovoltaica para el 2020, fue de 8.230 kWh, mientras que su consumo ascendió a 12.150 kWh.

Gráfica de consumo anual de la vivienda que ha aprovechado la curva de producción solar de sus paneles solares a sus consumos.
Consumo de la instalación fotovoltaica durante el 2020.

El grado de autosuficiencia de esta instalación en el 2020, osciló entre el 22 % en el mes de diciembre y el 63 % del mes de junio.

Gráfica del grado de ahorro de una instalación solar de 6kWp con una potencia contratada de 6,8kW que ha adaptado sus consumos a la curva de producción solar.
Rentabilidad de la instalación fotovoltaica durante el 2020

En términos de rentabilidad, el ahorro anual ascendió a 987,21 €, superando los 115 € de ahorro en los meses entre mayo y agosto.

Como hemos podido comprobar, el autoconsumo fotovoltaico nos permite ahorrar en nuestra factura de la luz, si bien esto dependerá de los factores que describimos anteriormente.

Otros factores que intervienen en el ahorro de instalar placas solares en tu vivienda: ayudas y bonificaciones fiscales

Pero el ahorro también puede verse incrementado por otros aportes como pueden ser subvenciones o beneficios fiscales.

Si quieres estar al tanto de las novedades en materia de subvenciones para instalaciones solares, puedes suscribirte a nuestro blog para recibir las actualizaciones. También puedes consultar nuestro apartado sobre subvenciones para energías renovables.

Y para comprobar si en tu municipio tienes bonificaciones fiscales por tu autoconsumo fotovoltaico, puedes consultar este artículo en el que te contamos y listamos todos los municipios que tienen Bonificaciones de IBI por instalación de placas solares 2021.

¡ solicita presupuesto sin compromiso !

Si estás pensando en pasarte al autoconsumo fotovoltaico en tu vivienda, contacta con nosotros sin compromiso. Trabajamos con las mejores marcas y podemos asesorarte en todo lo que necesites para empezar a ahorrar instalando paneles solares. Ofrecemos nuestros servicios en todo el territorio nacional. Así que, no lo dudes, pídenos un presupuesto sin compromiso que adaptaremos a tus necesidades.

    ¿Necesitas más información o un presupuesto?, solicítalo sin compromiso

    Politica de datos:

    Estudio personalizado gratis y sin compromiso

    En Cambio Energético te realizamos un estudio personalizado gratis y sin compromiso

    Pásate al autoconsumo fotovoltaico y comienza a ahorrar en tu factura de la luz

    Nunca generar tu propia energía fue tan fácil

    Kit solares para autoconsumo

    Nuestros kits solares para autoconsumo son la solución más sencilla para dar el salto a la energía limpia y comenzar a ahorrar en tu factura de la luz. 

    Nunca generar tu propia energía fue tan fácil

    Ayudas y subvenciones

    Somos especialistas en la tramitación y ejecución de subvenciones destinadas a las energías renovables. Te acompañamos durante todo el proceso para que pasarte a la energía limpia sea mucho más sencillo.

    Consulta aquí las subvenciones activas en tu comunidad autónoma

    2 Comentarios

    1. Francisco

      Estoy de acuerdo con su artículo y quiero entender que las instalaciones aisladas son con apoyo de baterías, pero me gustaría uno similar para instalaciones conectadas a red pero sin baterías.
      Gracias
      Saludos

      Responder
      • Juan Medela

        Efectivamente, Francisco, las instalaciones aisladas son aquellas que no están conectadas a la red y, por tanto, necesitan de un sistema de almacenaje complementario para poder disponer de electricidad cuando las placas no están produciendo. No obstante, el artículo, aunque hace mención también al tipo de instalación aislada, se centra especialmente en instalaciones de autoconsumo, es decir, en aquellas conectadas a la red. Y los ejemplos que incluimos son de instalaciones de autoconsumo sin baterías. Por lo que puede responder a lo que estás buscando.

        Responder

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *